X

Confebus presenta una serie de propuestas empresariales a los partidos políticos

jueves, 9 de junio de 2016

Confebus, la confederación que agrupa a Fenebus y Asintra, ha presentado una serie de propuestas empresariales a los partidos políticos de cara a las próximas elecciones generales del próximo 26 de junio. En ellas se recogen los principales problemas del sector del transporte de viajeros por carretera.

La primera de ellas se refiere a la morosidad de las Administraciones y reclama establecer nuevos mecanismos que “erradiquen estas malas prácticas, que a lo único que contribuyen es a la destrucción de empresas y empleo”. La segunda implica a las licitaciones públicas que “deben ser concurrentes, transparentes, equitativas y equilibradas”. Sin embargo, indica la confederación, los actuales modelos no logran el objetivo de conseguir la mejor relación entre los atributos que componen el servicio de transporte, la calidad, la seguridad, la innovación y el precio; generan importantes riesgos de incumplimientos a futuro en los contratos adjudicados y, por ende, la insatisfacción de los clientes. Para evitar esta situación, es “necesario que el sistema de bajas temerarias funcione correctamente”, mediante la inclusión en las licitaciones de los correspondientes anteproyectos técnico-económicos y la obligación de presentar por parte de los licitadores los estudios de demanda y costes que soportan las ofertas presentadas.

Además, reclama la creación de un marco normativo de financiación de los servicios de transporte público deficitarios como los urbanos, cercanías o rurales; promover la externalización de la gestión de todas las empresas de transporte de viajeros (EMT, metros, Renfe…), ya que los costes de operación son muy inferior en las empresas privadas; regular la economía colaborativa, que ya supone un 50% de la oferta de transporte de viajeros en los días punta en determinados trayectos, y establecer políticas que favorezcan el equilibrio intermodal y que brinden mayores réditos a la sociedad por la vía de una competencia más justa y/o una complementariedad más eficaz. Entre ellas, la rectificación de políticas tarifarias distorsionadoras (como la instrumentada en los servicios ferroviarios de larga distancia: AVE y Alvia) y una modernización equilibrada de las infraestructuras de las que depende crucialmente el autobús para un desempeño eficiente de sus actividades (carriles BUS VAO y Estaciones de Autobuses).

Además, Confebus pide la promulgación de una ley de huelga en los servicios públicos y una normativa más clara y vinculante para el establecimiento de los servicios mínimos en el transporte público y en lo relativo a las consecuencias previstas en ausencia de dicho cumplimiento.

Por Mayte Rodríguez López