X

ATUC pide más inversiones en transporte público para responder al aumento de viajeros

viernes, 25 de junio de 2016

La Asociación de Empresas Gestoras de Transportes Colectivos Urbanos (ATUC) reclama que las inversiones en transporte público vuelvan paulatinamente a niveles precrisis en paralelo a la evolución de los datos de empleo, para garantizar un mejor servicio a la demanda creciente de usuarios y adaptarlo a las nuevas necesidades de movilidad.

Desde 2015, la evolución descendente del desempleo, que ya está por debajo de los cuatro millones de parados, ha supuesto un cambio de escenario, con un aumento de la demanda del transporte público, tal y como certifica el Instituto Nacional de Estadística (INE). En concreto, el pasado año el uso del transporte público creció un 1,5%, en lo que supuso el primer incremento desde 2006, mientras que ahora, diez años más tarde, se sitúa por encima, pues hasta abril subió un 2,3% respecto al mismo periodo del año anterior.

Estas cifras están en consonancia con las previsiones de ATUC, que estimó a principios de este año un incremento del número de viajeros de en torno al 2% a tenor de la recuperación económica, si bien el crecimiento puede ser mayor si las cifras de pasajeros continúan creciendo en la segunda mitad del año a un ritmo similar.

Por ello, ATUC resalta que es momento de recuperar las inversiones que la contención presupuestaria frenó con el objetivo de mejorar el servicio, aumentando las frecuencias de paso, renovando las flotas de autobuses –incluida la incorporación de autobuses híbridos o eléctricos- y el parque de trenes, implementando mejoras tecnológicas que se adapten a un pasajero cada vez más digital que busca movilidad pero también experiencia de viaje.

Esto supondría por tanto revertir el camino andado en los últimos años, cuando la inversión en el transporte público se redujo casi a la mitad entre 2008 y 2014, pasando de 1.761 millones de euros a 921 millones, según datos del OMM.

Ahora bien, si es necesario aumentar las inversiones, también lo es articular cómo se reparten esos recursos económicos. Para ello sería necesario una Ley de Financiación del Transporte Público que dote de eficiencia al sistema y ordene los recursos que se les asigna.

Además, esta legislación permitiría a las administraciones locales saber con antelación con qué dinero cuentan para invertir y así no verse abocadas a la imprevisibilidad cuando hagan los presupuestos municipales.

Como señala el secretario general de ATUC, Jesús Herrero, “cada día cinco millones de personas utilizan el transporte público en nuestro país. A medida que la economía y el paro mejoren aumentarán los usuarios y, por tanto, no podemos quedarnos atrás y que el sector pierda el tren de la recuperación. Es necesario para todo ello aumentar la inversión, y ojo digo inversión no gasto, y dotar de más eficiencia al sistema con una ley nacional de financiación”.

Por Mayte Rodríguez López