X

Mercedes-Benz acaba de presentar en Amsterdam su autobús del Futuro

jueves, 21 de julio de 2016

Si en el 2014 Mercedes-Benz nos sorprendía con camiones que se conducían solos, dos años más tarde nos presenta un moderno autobús con un diseño muy innovador, de conducción prácticamente autónoma, basada en esa misma técnica del CityPilot.

La técnica del CityPilot incorporado en el Mercedes-Benz Future Bus se basa en el camión de conducción autónoma presentado hace dos años Mercedes-Benz Actros con Highway Pilot. No obstante, se ha adaptado este equipo de forma decisiva para el uso específico en un autobús urbano, y se ha completado con numerosas funciones adicionales. Por ejemplo, el CityPilot es capaz de reconocer semáforos y comunicarse con ellos. De ese modo puede afrontar con seguridad cruces regulados mediante semáforos. También puede reconocer obstáculos —especialmente peatones en la calzada— y frenar con autonomía cuando es necesario. Del mismo modo se aproxima automáticamente a las paradas, y abre y cierra las puertas una vez detenido. Por último, es capaz de circular por túneles.

Para inspeccionar la calzada y el entorno se equipa el vehículo con una docena de cámaras. Al mismo tiempo, sistemas de radar de largo y de corto alcance exploran permanentemente el trayecto por delante del vehículo. A esto se añade un sistema de localización por satélite GPS. De la combinación de todos estos datos —en el lenguaje de los especialistas: fusión de datos— se obtiene una imagen extremadamente precisa de la situación en el tráfico y es posible un posicionamiento exacto del autobús, con una precisión de pocos centímetros.

Además, Mercedes-Benz nos presenta el autobús del Futuro con un innovador diseño basado en el Citaro. Es llamativo especialmente su interior, donde Mercedes-Benz ha querido representar un espacio para el relax, imitando un parque con sus bancos, un diseño que recuerda a las plazas y los parques urbanos. Está dividido en tres zonas, correspondientes a los diferentes tiempos de permanencia de los pasajeros a bordo del autobús.

El primer recorrido público del Mercedes-Benz Future Bus con CityPilot ha tenido lugar en un tramo parcial de la línea BRT más larga de Europa (BRT = Bus Rapid Transit) en los Países Bajos. Esta línea exprés de autobús une el aeropuerto de Ámsterdam Schiphol con la ciudad de Haarlem. El tramo de algo menos de 20 km de longitud supone un auténtico desafío para el Mercedes-Benz Future Bus, pues cuenta con numerosas curvas, incluye túneles y atraviesa cruces regulados por semáforos. Una experiencia que tuvimos la oportunidad de vivir comprobando la eficacia de esta realidad tecnologica. Si bien, en la conducción de autónoma todavía queda camino por recorrer, como nos aclaraban ingenieros de la propia marca.

El Mercedes-Benz Future Bus con CityPilot se mueve a una velocidad máxima de 70 km/h, puede reconocer obstáculos y peatones en la calzada, se detiene con una precisión de centímetros en las paradas, abre y cierra las puertas por sí mismo, se pone de nuevo en marcha automáticamente y se comunica con los sistemas de control de los semáforos. El conductor no necesita accionar ni una sola vez el acelerador o el freno durante todo el recorrido, y solamente tiene que sujetar el volante con las manos debido a las prescripciones de tráfico si existen otros vehículos circulando en sentido contrario. Por otro lado, puede intervenir personalmente en cualquier momento y, si resulta necesario, asumir el control sin demora.

Por Mayte Rodríguez López