X

Continental impulsa el uso de tecnologías interconectadas en los vehículos comerciales

viernes, 2 de septiembre de 2016

Continental presentará en el próximo Salón Internacional de Vehículos Comerciales que se celebrará en Hanover en Alemania las nuevas tecnologías interconectadas para autobuses que ha desarrollado en los últimos tiempos. Entre los productos que podrán ver los visitantes en el stand A06 del pabellón 17, se encontrará el sistema ContiPressureCheck.

El sistema supervisa permanentemente la presión y la temperatura de todos los neumáticos, incluso durante la marcha. De este modo, se ahorra combustible y se reduce el riesgo de pinchazos. Gracias al eHorizon, un sistema de sensores que informa al vehículo en tiempo real, cabe esperar también un potencial de ahorro adicional y una mayor seguridad. Asimismo, permite adaptar el comportamiento de marcha al estado del tráfico actual con la suficiente antelación.

El sistema eHorizon de sensores se basa en datos topográficos altamente precisos sobre el trayecto y en una señal GPS para enviar información acerca del tramo que va a recorrerse a las unidades de control del vehículo. Con esta información, las unidades ajustan el estilo de conducción y la velocidad de forma automática. En la versión final, el eHorizon se convierte en un soporte de datos de precisión siempre actualizado: gracias a la información en tiempo real también se tienen en cuenta situaciones cambiantes como el tiempo, accidentes o retenciones.

En el Salón Internacional de Vehículos Comerciales se recurrirá a diversos casos de aplicación para ilustrar las ventajas del sistema. El eHorizon recibe información actual y muy precisa, entre otros, de otra solución también desarrollada por Continental: Road Database que utiliza la información que obtiene de los diferentes sensores de los vehículos y la combina para formar una imagen computable de la carretera. A través de equipos de radiotelecomunicación, esta imagen se transmite a una plataforma back-end, la cual genera datos precisos sobre el trayecto a partir de los datos facilitados por multitud de vehículos —por ejemplo, un cambio de orientación en el carril o una nueva señal de tráfico. Estos datos se envían a su vez a todos los automóviles implicados.

Por Mayte Rodríguez López