X

ASTIC muestra su preocupación por la situación del transporte por carretera

viernes, 9 de septiembre de 2016

Juan Rosell, presidente de la CEOE, ha mantenido un encuentro con Marcos Basante, presidente de la Asociación de Transporte Internacional por Carretera (ASTIC), organización que es miembro activo de la Junta de Gobierno de CEOE. Durante dicha reunión ambos presidentes han hecho un recorrido sobre varias reivindicaciones del transporte por carretera, en particular sobre la necesidad de que se otorgue la importancia económica y social que dicho sector realmente posee.

“Nuestra actividad ha de considerarse sector estratégico nacional, sin ella no se entendería en el mundo moderno el avance nacional e internacional de nuestra industria, comercio y turismo, ya que es eje vertebrador de todos ellos, aportando más de un 4% del PIB nacional”, en palabras de Marcos Basante, presidente de ASTIC.

Juan Rosell, ha trasladado a ASTIC, miembro de la CEOE, el apoyo de la patronal al sector del transporte por carretera, sobre todo en estos momentos de incertidumbre política, donde continúa distribuyendo, bienes, personas y servicios a empresas y comunidades para el correcto funcionamiento de la economía española, más necesario que nunca en el momento político actual.

Marcos Basante y Joan Rosell han tratado los aspectos de la actualidad económica y social que más preocupan al sector del transporte por carretera y que son transversales a otros muchos actores de la economía española. En esta línea, la anhelada unidad de mercado, tanto nacional como a nivel europeo, ha sido uno de los temas que más han preocupado a ambos interlocutores, ya que la carretera, como eje vertebrador de la economía, se enfrenta a cada vez más trabas al normal desarrollo de su actividad, en forma del incremento de trámites burocráticos y legislativos, ante cada vez un mayor número de administraciones: locales, regionales, autonómicas, nacionales, europeas, etc…

En otro orden de cosas, ASTIC ha mostrado su preocupación por el incremento de las cargas fiscales que ha sufrido el sector en los últimos tiempos en forma de cargas sociales e impuestos de sociedades al alza. Sólo el transporte de mercancías por carretera, aparte el de personas, aporta al Estado más de 7.000 millones de euros en recaudación de impuestos al combustible.

Por Mayte Rodríguez López