X

APETAM pide a las ITV andaluzas un equipamiento adecuado pra revisar los microbuses

viernes, 18 de noviembre de 2016

La Asociación Provincial de Empresarios del Transporte de Málaga (APETAM) ha hecho un llamamiento a los responsables de VEIASA, la empresa que gestiona las estaciones de ITV en Andalucía, para que equipen de forma adecuada las instalaciones de inspección técnica.

Actualmente no se pueden medir por falta de medios materiales los sistemas de frenado de los microbuses; provocando además que muchos de estos vehículos incumplan la norma de transportes.

Denuncian los profesionales que al proceder a pasar las inspecciones técnicas, las mediciones en los sistemas de frenado no se pueden realizar por la falta de equipos adecuados en dichas estaciones; los cuales si están en otras comunidades autónomas, con una disposición fácil y sin demasiado coste.

Cuando se les asigna una cita, los profesionales no son informados de que, al no disponer del material adecuado para llevar a cabo la prueba; los vehículos han de simular una carga en el interior del mismo para evaluar el frenado.

Esta situación tan irregular ha hecho que muchos profesionales tengan que irse fuera de Andalucía para pasar dichas inspecciones; otros tengan que parar completamente su actividad con un grave perjuicio económico; o enfrentarse a duras sanciones antes las autoridades del Tráfico al tener que circular transportando mercancías en vehículos construidos y fabricados para el transporte de viajeros.

“No entendemos como la dirección de VEIASA no se ha sensibilizado con este problema, que causa tanto perjuicio a este sector y ha dotado alguna estación de ITV en la provincia con estos dispositivos, ya que entendemos que las estaciones de ITV tienen que estar equipadas de todos los medios necesarios para la verificación de todos los sistemas de seguridad en los vehículos y no trasladar dicha responsabilidad a los usuarios", comentó Juan Sierra, presidente de APETAM.

Los técnicos de APETAM tienen constancia de que en otras provincias de España fuera de Andalucía disponen de estos dispositivos y son ya varios los casos de profesionales que han tenido que desplazarse a Castilla La Mancha para pasar las inspecciones y evitar molestias y perjuicios innecesarios, ya que la inmovilización de estos vehículos conlleva la perdida de servicios e incluso clientes por parte de las empresas del sector.

Por Mayte Rodríguez López