X

EL AMB PRESENTA EL PROTOCOLO DE ACTUACIÓN PARA EPISODIOS DE ELEVADA CONTAMINACIÓN

viernes, 18 de noviembre de 2016

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha presentado esta semana a los municipios metropolitanos el protocolo metropolitano de actuación para los episodios ambientales de elevada contaminación atmosférica, que complementará las diferentes medidas estructurales en las que está trabajando el AMB en este ámbito para mejorar la calidad del aire y la calidad de vida de los habitantes. 

El protocolo toma como referencia y se centra en los casos puntuales de máxima concentración de dióxido de nitrógeno (NO2) o de partículas PM10, los contaminantes más nocivos para la salud de las personas y de los cuales se superan en algunas ocasiones los límites establecidos por la Unión Europea y la OMS. Todo ello teniendo como referencia los datos recogidos por las estaciones de medida de la red de vigilancia y previsión de la contaminación atmosférica de Cataluña (XVPCA).

Una parte importante del protocolo es la campaña de comunicación y sensibilización ciudadana sobre los episodios concretos de contaminación atmosférica. Esta campaña, que se pondrá en marcha inmediatamente después del aviso de activación del protocolo, se intensificará en función de la fase activada. Básicamente, se centrará en las radios, con cuñas publicitarias; en las webs municipales y webs de los medios generalistas y locales, a través de banners; y vía redes sociales, con los diferentes perfiles del AMB y de los ayuntamientos metropolitanos. En este sentido, el AMB notificará la situación y el nivel de aviso y ofrecerá consejos y recomendaciones a la ciudadanía. 

La otra parte del protocolo se basa en las medidas y actuaciones puntuales que el AMB aplicará durante el periodo que dure el aviso, de acuerdo con las competencias que el organismo metropolitano tiene asignadas sobre transporte público, taxi, medio ambiente y ordenación del territorio. Serán actuaciones dirigidas a reducir el tráfico privado que se irán intensificando y endureciendo a medida que aumente el riesgo.

Por Mayte Rodríguez López