X

AETRAM defiende los intereses de los discrecionales y consigue el paso por la Gran Via

viernes, 23 de diciembre de 2016

Las negociaciones de la asociación de transportistas discrecionales madrileños con el Ayuntamiento de Madrid, tras la aprobación por parte de este del Decretazo de la Gran Vía ha sido de lo más satisfactorias, según afirmaba su presidente Jesús Gonzalo Tomey, durante la Asamblea general celebrada este pasado miércoles.

De hecho, los autocares discrecionales madrileños circulan sin problemas ya por la Gran Vía madrileña, como así nos aclaraba Gonzalo Tomey tras su intervención en la Asamblea. El presidente de la Asociación destacó que, desde el inicio de las conversaciones con el Ayuntamiento de Madrid, se les había dicho que veían viable el paso de los autocares discrecionales, del mismo modo que pueden pasar los turísticos del propio ayuntamiento e incluso los de la EMT y los taxis.

Para Jesús Gonzalo, “el diálogo debe ser siempre el modo de solventar los conflictos que se generen en el sector”, aludiendo también a las gestiones que llevan más de dos años realizando para conseguir que los carriles bus de Madrid puedan ser usados también por los transportistas de esta comunidad. Una demanda en la que todavía sigue a la espera de una respuesta por parte del Ayuntamiento.

Durante la Asamblea, Gonzalo Tomey aludió también a otros problemas que afectan al sector como los convenios privados firmados por alguna multinacional y que precarizan la situación de los profesionales del sector y agravan la competencia entre las empresas.

También se abordó otro grave problema, que es el retraso en los pagos del escolar, en los que la Administración también se ha comprometido a mejorar sus tiempos de pago.

Además de la aprobación de las cuentas anuales, AETRAM presentó el acuerdo que ha firmado con Sinfe para la implantación de un completo programa de gestión para las empresas discrecionales madrileñas.

Por Mayte Rodríguez López