X

La DGT lanza una nueva campaña de vigilancia del transporte escolar

viernes, 20 de enero de 2017

La jefatura provincial de Tráfico inició este lunes una nueva campaña de vigilancia del transporte escolar que se prolongará hasta el próximo día 20 y que se centrará, fundamentalmente, en autorizaciones, documentos, condiciones técnicas, elementos de seguridad, cinturones y sistemas de retención infantil de los vehículos y en los permisos de conducción, tiempos de conducción y descanso de los conductores, tanto en vías urbanas como en vías convencionales.

Uno de los objetivos de la campaña es vigilar por la seguridad de los más pequeños. Entre ese control está el comprobar que los autocares levan cinturones de seguridad. De hecho, el interés de la DGT porque los menores vayan correctamente sentados y abrochados con el cinturón de seguridad o el dispositivo de retención infantil adecuado a su peso, talla y edad es tal que uno de los indicadores de seguimiento de las líneas básicas de la Estrategia de Seguridad vial 2011-2020, aprobada en febrero de 2011 por el Consejo de Ministros, es que no haya ningún menor fallecido sin sistema de retención infantil.

Un menor sin ningún tipo de retención multiplica por cinco las posibilidades de sufrir lesiones mortales. Nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales, podrían haberse evitado si se hubiera utilizado este tipo de dispositivo.

Durante el curso, casi medio millón de alumnos utilizan a diario un autobús escolar. Según el Observatorio del Transporte de Pasajeros por Carretera, estos autobuses desplazan más de 280 millones de pasajeros al año.

Las tasas de accidentalidad en España son mínimas, y, por ejemplo, en los años 2014 y 2015 no se ha producido ninguna víctima mortal en usuarios de este tipo de vehículos. En nuestro país, cerca de 17.000 autobuses (alrededor de un 40% de toda la flota privada) realizan servicios de transporte escolar.

Por Mayte Rodríguez López