X

MEDIDAS CONTRA LA CONTAMINACIÓN A DEBATE EN AMB

viernes, 20 de enero de 2017

Las medidas para combatir la contaminación atmosférica centraron el pasado jueves 12 de enero por la tarde, el II Consejo de Movilidad del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), órgano metropolitano que nació el pasado verano con la voluntad de aglutinar todos los agentes sociales de la metrópolis implicados en la movilidad y asentar las bases para dibujar y hacer realidad, entre todos, una movilidad metropolitana mucho más limpia y sostenible.

En esta ocasión, más de 130 expertos participaron en el encuentro, donde se debatió, entre otros temas, sobre el protocolo metropolitano de contaminación atmosférica y la tarjeta verde metropolitana, que próximamente aprobará el AMB y será una realidad antes del verano del 2017. Este nuevo título de transporte premiará con tres años de gratuidad a los ciudadanos de los 36 municipios que retiren los vehículos contaminantes. Durante la jornada, también se presentó la red Bicivia y se avanzó el proyecto de gestión de park&ride metropolitano, una red de aparcamientos metropolitanos ubicados junto a estaciones ferroviarias, porque los conductores aparquen el vehículo privado y accedan en el centro en transporte público.

“Hacen falta medidas de carácter estructural y también medidas más puntuales para reaccionar en caso de episodios de elevada contaminación tanto por NO2 como por PM10”, expuso el vicepresidente de Movilidad y Transporte del AMB, Antoni Poveda, que recordó que recientemente se han activado un par de avisos preventivos por contaminación e insistió que el que está en juego es la salud de las personas. “Estamos en un verdadero punto de inflexión y tenemos que dar pasos valientes, con el máximo consenso de los diferentes agentes implicados”, reconoció Poveda. De momento, “hemos conseguido una cosa importante: una cierta conciencia de la ciudadanía de que la contaminación es un problema”, añadió durante el Consejo de Movilidad.

Durante el debate participativo que tuvo lugar a la segunda parte del acto, cada sector defendió sus intereses; y el vicepresidente de Movilidad y Transporte les respondió que “está en juego la salud de los ciudadanos”, recordándolos que todos tienen que hacer pequeñas concesiones.

En el caso del protocolo metropolitano de episodios por contaminación atmosférica, si se llega a la situación definida como episodio, el AMB conjuntamente con los ayuntamientos afectados, está decidida a restringir la circulación de los vehículos más contaminantes en las rondas de Barcelona y en las zonas urbanas comprendidas dentro del anillo de las rondas, entendiendo por vehículos contaminantes los que no disponen de las etiquetas ambientales de la DGT. La medida irá asociada a la habilitación de carriles BUS-VAO provisionales para facilitar la circulación del transporte público.

“La suma de las medidas estructurales, más las que se aplicarán transitoriamente durante los episodios de alta contaminación, conformarán el Programa metropolitano de medidas contra la contaminación atmosférica que prevemos aprobar el 31 de enero en el Consejo de Municipios Metropolitanos para la Lucha contra la Contaminación Atmosférica y en el Consejo Metropolitano”, anunció ayer Poveda.

Para facilitar el acceso al transporte público, durante el II Consejo de Movilidad el vicepresidente de Movilidad y Transporte del AMB anunció que está previsto un encuentro con los 18 ayuntamientos metropolitanos que conforman la segunda corona tarifaria para mejorar el sistema de transporte público, una reivindicación histórica. "Esto tendría que facilitar que más personas apuesten para dejar el coche en casa”, explicó Poveda.

Por Mayte Rodríguez López