X

La Sepulvedana se incorpora a la familia MAN con sus tres primeros vehículos

jueves, 26 de enero de 2017

El Grupo Sepulvedana, uno de los principales operadores nacionales de transporte de viajeros por carretera, recibió hace algunas fechas las primeras unidades MAN que incorpora a su flota. La entrega tuvo lugar en el MAN Truck & Bus Center de Córdoba, con la presencia de los máximos representantes de ambas entidades.

“Estamos muy satisfechos por haber concretado esta operación. Para MAN, La Sepulvedana es una de las grandes cuentas que hay en el país, y el esfuerzo que hemos hecho por ambas partes ha dado sus frutos”, apunta Juan Sierra, responsable nacional de grandes cuentas de MAN Truck & Bus Iberia.

El operador ha recibido un chasis MAN RR2 19.400, un dos ejes con motor Euro 6 de 400 CV, 13 metros y capacidad para 55 pasajeros, y dos unidades del chasis MAN RR4 26.480, con tres ejes, 15 metros y motor de 480 CV, para un total de 63 pasajeros. Las tres unidades están carrozadas con el modelo i6 de Irizar.

“Solicitamos ofertas a varios proveedores de chasis de primer nivel y la que más se ajustó a nuestras expectativas fue la oferta de MAN”, apunta Rafael Fernández, Director General Grupo Sepulvedana, quien añade que “creemos mucho en el servicio postventa de MAN y en la cercanía con ellos”.

Fernández fija sus expectativas en “un vehículo con un mantenimiento y un consumo de gasoil por debajo de la media, con un mínimo número de averías que no nos obligue a paralizaciones, pues tenemos nuestra flota muy optimizada y cualquier incremento en paralizaciones nos daña mucho”.

“En principio, estos tres coches estarán en la base de Córdoba y su destino es el servicio discrecional. Trabajamos con varios clientes que nos han demandado más vehículos y de más capacidad, por lo que dos de los tres que hemos adquirido son de 15 metros”, concluye el director general.

En el contrato de adquisición se recogen sendos cursos de conducción económica y de seguridad para los conductores (impartidos por MAN ProfiDrive) y formación específica para los mecánicos de La Sepulvedana.

Por Mayte Rodríguez López