X

Apetam insta al inicio de las obras de la subida a Gibralfaro y ofrece asesoramiento técnico

viernes, 10 de febrero de 2017

La Asociación Provincial de Empresarios del Transporte y Agencias de Málaga, Apetam, instan a los responsables municipales para que inicien ya las obras de mejoras de acceso a la Subida de Gibralfaro. Hace años que los operadores sufren las dificultades para el acceso a esta zona de la ciudad de Málaga.

Hace un año que este proyecto fue aprobado y adjudicado a una empresa por parte del Ayuntamiento de Málaga, de cara a regularizar las dificultades de circulación y decenas de pequeños accidentes que se provocaban por la falta de ángulo de giro de los autobuses. Pero una vez aprobado el proyecto, las obras no se inician.

Apetam insiste a los responsables municipales de la necesidad de llevar a cabo estos trabajos, que no son muy largos en el tiempo; y además se ofrecen como asesores técnicos ante cualquier dificultad que pudiera surgir y para garantizar que los trazados de giro van a ser los correctos para el futuro.

Los técnicos de Apetam conocen las características del trazado, sus dificultades y los detalles del proyecto, por lo que se ponen a disposición de los expertos del consistorio y la empresa adjudicataria para colaborar en lo que estimen necesario.

Para Juan Sierra, presidente de Apetam, "esta obra es de gran necesidad para la ciudad, por la demanda de los turistas a esta zona emblemática de la ciudad; y además está aprobada ya desde hace tiempo, por lo que se hace más necesaria que nunca para recuperar la calidad de los paquetes turísticos que se ofertan en nuestra ciudad".

El proyecto conlleva una modificación del PGOU que permitirá ampliar la calzada, que de los 6,50 metros actuales llegará hasta los 9 metros de ancho, así como ampliar la acera del lado derecho y colocar una nueva en el lado izquierdo, que ahora mismo carece de ella.

El proyecto se podrá ejecutar gracias a las cesiones de suelo que ha gestionado la entidad Villas de Gibralfaro. De un lado, varias parcelas de viviendas verán reducidas sus superficies y serán retranqueadas, mientras que ocurrirá algo similar en algunas pequeñas zonas verdes de uso público que también desapareen para la ampliación de la calzada.

El proyecto contempla también la remodelación de las glorietas ubicadas en el Paseo de Salvador Rueda para permitir una mejor ejecución de giros y conexiones.

Por Mayte Rodríguez López