X

Barcelona firma el primer acuerdo institucional para la mejora de la calidad del aire

lunes, 13 de marzo de 2017

La Generalidad de Cataluña, el Ayuntamiento de Barcelona, ??el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), la Diputación de Barcelona y representantes locales han aprobado los compromisos para reducir un 30% las emisiones vinculadas al tráfico en el plazo de 15 años, ha indicado la entidad metropolitana.

En los próximos 5 años se reducirá un 10% las emisiones para alcanzar gradualmente los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud, y se acelerará la adopción de medidas locales más intensivas para poder alcanzar los niveles fijados por la Unión Europea antes de diciembre de 2020. A partir del 1 de diciembre se restringirá el tráfico en furgonetas matriculadas antes del 1 de octubre de 1994 y turismos de antes del 1 de enero de 1997, en situaciones de episodio ambiental en 40 municipios del entorno de Barcelona.

En la Zona de Bajas Emisiones Urbanas esta medida será extensiva a todos los turismos y furgonetas que no han recibido la etiqueta de la DGT. A partir del 1 de enero de 2019 la restricción a furgonetas de antes del 1 de octubre de 1994 y turismos de antes del 1 de enero de 1997 se extenderá a todos los días laborables, con o sin episodio. La Generalitat se compromete a facilitar la flexibilidad horaria de su personal durante los episodios ambientales en horas punta.

El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull; la teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, ??Janet Sanz; el vicepresidente de Movilidad y Transporte del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), Antoni Poveda, y el diputado de Espacios Naturales y Medio Ambiente de la Diputación de Barcelona, ??Valentí Junyent, han presentado hoy los acuerdos alcanzados en la Cumbre de la calidad del Aire en la conurbación de Barcelona,??celebrada en el Palau de Pedralbes.

Se trata del primer gran compromiso común de las diversas administraciones, y para con la ciudadanía, en torno a unos objetivos compartidos para garantizar la calidad del aire y proteger la salud y el medio ambiente. Josep Rull ha puesto en valor la hoja de ruta acordado, remarcando que "lo que es muy importante es un intangible que hemos sido capaces de cultivar, que es la confianza y la complicidad de todas las administraciones públicas. Esto que hacemos hoy es muy potente porque lo hacemos juntos, porque con las decisiones coordinadas tenemos mucha capacidad de transformar de verdad la calidad de vida de la gente, que es el último objetivo que nos planteamos". Para el consejero, la diferencia con lo que se ha estado haciendo hasta este momento es que "ahora ya tenemos calendario cierto, actuaciones concretas y razonables. Hemos detectado un nivel muy alto de complicidad y compromiso por parte de todos los actores, los de dentro de la zona 40 y los de fuera".

Por Mayte Rodríguez López