X

El transporte en autobús pierde dos millones de viajeros en cinco años

viernes, 7 de abril de 2017

CAR (Corporación Asturiana del Transporte) ha confirmado durante la celebración de su última Asamblea General que el transporte de viajeros en el interior de Asturias ha perdido dos millones de viajeros en cinco años y ha emplazado a empresas, agentes sociales y Administraciones Públicas a consensuar un plan urgente para la modernización del sector.

CAR, que aglutina gran parte de las empresas del sector del transporte de viajeros por carretera de la región, celebró su Asamblea General, a la que asistió el director general de la Agencia Asturiana de Movilidad, José Manuel Caldevilla Suárez, y el director general del Consorcio de Transportes de Asturias (CTA), Carlos González Lozano.

La presidenta de CAR, Ana Belén Barredo Escobio, destacó como dato significativo la pérdida en Asturias de dos millones de viajeros del transporte interurbano en autocar en los últimos cinco años, realidad que hace necesaria la elaboración de un Plan de Movilidad autonómico que plantee mejoras de carácter interno en materia de transporte. Al igual que se ha firmado recientemente una Alianza social y política de las infraestructuras de transporte que Asturias necesita dependientes del Ministerio de Fomento –del que CAR fue una de las asociaciones firmantes-.

La presidenta de CAR manifestó la necesidad de que exista un compromiso por parte de Administraciones Públicas, agentes sociales y operadores de transporte para establecer mejoras en materia de movilidad interna, de las cuales sí se tienen competencia al ser de ámbito autonómico, no dependiendo, por tanto, de que el Ministerio de Fomento de o no su conformidad.

Barredo recordó que el Principado es la comunidad autónoma que emite más toneladas de dióxido de carbono por habitante de España, según revela el último Estudio sobre el Cambio Climático del Observatorio de Sostenibilidad, problema que ha de ser abordado con medidas concretas por parte de las Administraciones Públicas que pasan por el apoyo decidido al transporte público en la región. Para ello, se deben adoptar decisiones políticas -con la correspondiente inclusión de partidas presupuestarias-, que realmente fomenten modos de transporte menos contaminantes y accesibles para que el ciudadano pueda optar por el trasvase del vehículo privado al transporte público, mejorando en conexiones, frecuencias, velocidad comercial, información al viajero, prestaciones, etc.

Como medidas para fomentar la movilidad en Asturias, propuso la implementación de servicios de transporte nocturno “búhos” que mejoran la seguridad de los jóvenes -cuyos índices de siniestralidad están creciendo- y supone, además una mejora del medio ambiente, la creación de cultura de movilidad, proponiendo la implantación de un nuevo servicio “búho” cada mes hasta finales de año.

Otra de las medidas propuestas fue la extensión del Plan Optibus Rural con, al menos, 100 rutas más para este verano, garantizando la movilidad de la zona rural durante el periodo estival, que es la época en la que hay más población y sorprendentemente es cuando se oferta menor número de servicios de transporte. La propuesta conlleva que el Plan habría de seguir en aumento hasta alcanzar en 2018 el 80% del total de las rutas que se realizan actualmente durante el curso escolar.

Otra de las demandas planteadas por la Asamblea de CAR es la necesidad de aplicar un incremento progresivo de las compensaciones a los operadores hasta llegar al 100% del pago de las tarifas vigentes, siendo, a su juicio, el descuento parte de la política pública de sostenimiento de la movilidad. Este diferencial hasta alcanzar el 100% se podría estructurar en tres tramos con el objeto de que en 2019 los operadores cobren la totalidad de la tarifa.

Por último, Ana Belén Barredo manifestó que una auténtica movilidad necesita de la capilaridad de un servicio de transporte público de autobuses, capaz de conectar de forma eficiente los centros de trabajo, educación y de atención

Por Mayte Rodríguez López