X

Unvi colabora en las zonas de bajas emisiones con autobuses de dos pisos

viernes, 23 de junio de 2017

Cada vez son más las “zonas de baja emisión”—de acceso único a residentes o vehículos con menos emisiones de partículas contaminantes. En la actualidad, 220 ciudades europeas han restringido el tráfico de alguna manera. Por ejemplo, Londres estipula ya Euro IV como requisito mínimo para los autobuses.

Sin embargo, en los próximos años se espera un aumento de las medidas para tratar de reducir la contaminación por las presiones ejercidas desde la UE y los grupos sociales. Londres y Berlín operarán con autobuses libres de emisión en 2020, mientras que Paris tiene previsto adoptar esta medida tan solo 5 años después.

La media de vida de un autobús turístico es de dos a tres veces más larga que la de un autobús urbano convencional. Por este motivo, los operadores turísticos están obligados a cambiar sus flotas por autobuses eléctricos con cierta rapidez, para lograr que sean utilizados hasta el final de su vida útil en ciudades como Londres, Berlín o Paris. Los años de experiencia de Unvi en el sector han permitido que el fabricante haya advertido esta necesidad, y lo convierta en una realidad para los operadores tan pronto como BusWorld 2017, según explica Eloy Pérez, Consejero Delegado de UNVI.

"Unvi ha utilizado sus décadas de experiencia en el sector como fabricante de autobuses especiales para apoyar el desarrollo de la electro-movilidad", manifiesta Eloy Pérez. El modelo ha tenido una gran acogida, habiéndose recibido ya los primeros pedidos.

BMZ fabricante de baterías, ZIEHL-ABEGG Automotive fabricante de trenes de transmisión y SAV integrador de sistemas, han sido los socios elegidos por el carrocero para llevar a cabo el proyecto. "Las tres empresas ya han colaborado en varios proyectos de autobuses y son un equipo experimentado", subrayó el directivo. Se espera que el proyecto tenga una entrada rápida y exitosa en el mercado nacional e internacional.

En la mayoría de los casos, las baterías de los autobuses eléctricos que operan servicios urbanos regulares se articulan en el techo, sin embargo, esto no es una opción para los autobuses abiertos. Los dos motores sin engranajes, altamente eficientes, y de cubo de rueda de ZIEHL-ABEGG Automotive no requieren ningún espacio adicional para la transmisión en el vehículo. Esto, en combinación con el sistema de baterías de BMZ, que se adapta al perfil de conducción y requisitos, hace que se pueda conseguir una mayor flexibilidad en la instalación, aun contando con un espacio más limitado.

A su vez, SAV Studio proporciona la interacción de la tecnología en el autobús. El integrador de sistemas tiene amplia experiencia en la combinación de motores eléctricos de ZIEHL-ABEGG AUTOMOTIVE con sistemas de baterías de BMZ.

El autobús eléctrico doble piso de Unvi tiene 12 metros de largo y se soporta sobre 2 ejes. En su versión básica, el vehículo tiene dos puertas y un mínimo de 74 asientos. Está diseñado con una autonomía de 120 kilómetros. Los parámetros básicos del autobús son, por lo tanto, los mismos que los de un autobús turístico propulsado por diésel, pero con ventajas ingentes en términos del ruido y emisiones contaminantes. Además, el vehículo está construido siguiendo un sistema modular, por lo que el número plazas y el kilometraje son flexibles.

Por Mayte Rodríguez López