La asociación DIA denuncia la inseguridad de conductores de autobús ante la falta de descanso

Asociación DIA de víctimas de accidentes, denunció el pasado viernes 1 de marzo ante la Dirección General de Transporte Terrestre los riesgos para la seguridad vial derivados de la falta de descanso de los conductores profesionales de viajeros, de las jornadas interminables que realizan muchos de ellos y de la falta de control por parte de la Administración.

Según informa la asociación, “es sintomático que por un lado ocurran accidentes tan graves como el sucedido en Avilés en el mes de septiembre de 2018, en el que fallecieron cinco personas que viajaban en un autocar de ALSA, y que por otro sigamos viendo noticias sobre fatiga, ictus, estrés y desvanecimientos de conductores profesionales…Tenemos claro que el problema existe, y después de recibir decenas de denuncias hemos podido llevar el asunto hasta Fomento”.

Francisco Canes Doménech, presidente de Asociación DIA de Víctimas de Accidentes y de Fundtrafic, encabezó la reunión en el Ministerio de Fomento con la Directora general de Transporte Terrestre, Mercedes Gómez Álvarez y la Subdirectora general de Inspección de Transporte Terrestre, Alicia Rubio Fernández. Por parte de DIA también asistieron Eugenio Martín Moreno, responsable de formación y seguridad vial en Fundtrafic, fundación de DIA, y Laura Muñoz Calvo, responsable de comunicación de DIA.

Según informan en un comunicado todo esto vieno derivado del “incesante goteo de denuncias que llegan a nuestra asociación, con testimonios como los que recogíamos el pasado septiembre en el reportaje Denuncia transporte de viajeros “Si supieran cómo viajan sus hijos…no los dejarían subir al autobús”.

Desde DIA hablan de “Conductores echándose a la carretera con autobuses llenos de gente, de niños/as…, sin apenas haber descansado y encontrándose en una situación grave de vulneración de sus derechos laborales”. Y añaden:

“Imagina que esta semana te toca descansar el martes, pero sale un servicio y tu jefe te llama para cubrirlo. Si no lo cubres es dinero que pierde la empresa. Así que, la propia empresa emite y te hace firmar un certificado de descanso con fecha de martes, aunque sea un día que has trabajado, para cubrirse las espaldas”.

“Mientras esto no sea controlado seguiremos viendo estos accidentes que se pueden evitar. ¿Por qué un chofer tiene que hacer estas jornadas jugándose la vida cada día? Nos jugamos la salud y la vida”, trasladan esta otra denuncia de otro conductor.

Para Eugenio Martín Moreno, responsable de formación y seguridad vial de Fundtrafic, fundación de apoyo a víctimas de accidentes de Asociación DIA existen incoherencias importantes entre los mensajes de concienciación que se nos dan y la regulación vigente: “No entendemos cómo para los conductores particulares se piden 2 horas de descanso en la conducción, y después se permite que los conductores profesionales hagan pausas cada 4 horas y media.”

Asociación DIA pudo trasladar toda la problemática a la Directora general de Transporte Terrestre, Mercedes Gómez Álvarez y a la Subdirectora general de Inspección de Transporte Terrestre, Alicia Rubio Fernández.

La respuesta de Transporte Terrestre fue clara: “desde Fomento no podemos establecer el uso obligatorio de los tacógrafos en el transporte de viajeros por carretera porque depende de una Directiva europea” aseguró Alicia Rubio Fernández, Subdirectora general de Inspección de Transporte Terrestre “no hay forma legal de controlar los cortos recorridos”.

Según pudo explicó a DIA la Subdirectora general de Inspección de Transporte Terrestre, Alicia Rubio Fernández, el Ministerio de Fomento se encarga del control sobre el 50% de las empresas de transportes a nivel estatal, mientras que el otro 50% es controlado por las comunidades autónomas. “Según se nos indicó, el Ministerio de Trabajo y la Inspección de Trabajo son los organismos competentes para controlar el registro de jornada y los tiempos de descanso”.

El tacógrafo es la herramienta a través de la cual se recogen los datos de actividad del conductor, las horas de conducción, de descanso, de disponibilidad, etc. En el tacógrafo se registra la jornada de los conductores. Según traslada desde DIA y como es conocido en el sector, “el problema es que para el transporte de viajeros por carretera en un radio inferior a 50 km/h no es obligatorio usar tacógrafo, por lo que los conductores trabajan sin control de jornada ni calendario laboral. Solo tienen las famosas hojas de actividad u hojas de ruta, que acreditan los servicios que se realizan, y que son fácilmente manipulables por las empresas”, afirman.

Por Mayte Rodríguez López