El número de conductoras de autobús aumenta más de un 70% en los últimos cinco años

El papel de la mujer trabajadora en el sector del transporte en autobús ha evolucionado positivamente en España durante la última década. Según Eurostat, España tiene 174.200 trabajadores en el transporte de viajeros por carretera, de los cuales 33.690 son trabajadoras del transporte en autobús.

En los últimos cinco años (2012-2017, teniendo en cuenta los datos registrados por la Dirección General de Tráfico) el número de licencias para conducir autobuses (permiso D) ha aumentado más de un 70% (70,92%) entre las mujeres. Así, en 2017, las mujeres con permiso para conducir un autobús en España ascendían a 17.700.

La Confederación Española de Transporte en Autobús trabaja para que el sector sea más igualitario en España y se garanticen los derechos profesionales, así como la seguridad de todas las mujeres que lo utilizan como medio de transporte. En 2018, CONFEBUS se adhirió a la campaña #PT4ME: por un transporte público para todos”. Impulsada por la Unión Internacional de Transporte Público y el Banco Mundial, su objetivo es promover la seguridad y las oportunidades para las mujeres en el transporte público.

“Aunque aún queda mucho recorrido por hacer, la mujer está cobrando un papel cada vez más relevante en el sector. El número de conductoras ha crecido durante la última década, pero aún son muchos los que se sorprenden cuando ven a una mujer frente al volante. Por eso, como Confederación, tenemos el deber de trabajar para que no solo se normalice, sino que se fomente el acceso de las mujeres a la profesión”, afirma Rafael Barbadillo, presidente de CONFEBUS.

Según un estudio de la Comisión Europea, el 22% de los trabajadores del sector transportes en toda la Unión Europea son mujeres. En el caso de España, el porcentaje baja al 19,34%. Sin embargo, es un dato positivo si tenemos en cuenta el tradicional peso mayoritario de los hombres en este sector.

No obstante, el papel de la mujer en el transporte por carretera también es conocido por sus buenas prácticas al volante. Tomando como referencia los datos recogidos en la Base General de Accidentes con Víctimas de la Dirección General de Tráfico, las mujeres conductoras tienen una menor implicación en accidentes que los hombres. Ello se debe a un comportamiento más respetuoso con las normas de tráfico y a una conducción en la que asumen menos riesgos que los hombres [i].

Por Mayte Rodríguez López