FECAV pide al conseller Calvet mejoras en las infraestructuras para impulsar el transporte en autobús

La Federación Empresarial Catalana de Autotransporte de Viajero (FECAV) celebró el 5 de marzo su Asamblea General anual. En el acto participaron representantes de más de 50 empresas operadoras de autocares y autobuses asociadas a la Federación. En representación de la Generalitat de Catalunya, estuvo presente el conseller de Territori i Sostenibilitat, Damià Calvet, el secretari de Infraestructures i Mobilitat, Isidre Gavín, entre otros miembros del Departament. También asistieron representantes del Área Metropolitana de Barcelona.

Del mismo modo, diversas entidades del sector del transporte de viajeros por carretera también quisieron acompañar a FECAV en este acto, como la Confederación Española de Transporte en Autobús (CONFEBUS), la Asociació de Municipis per la Mobilitat i el Transport Urbà (AMTU), la Federació Empresarial de Autotransport de Tarragona (FEAT) i la Asociació Transports Girona (ASETRANS).

En la clausura del acto, el presidente de FECAV, José María Chavarría, dirigió un discurso al conseller de Territori i Sostenibilitat en el que pidió mejoras en las infraestructuras para impulsar el transporte en autobús. Concretamente, se refirió a la necesidad de nuevos carriles bus, especialmente en la B-23, una de las vías principales de acceso a Barcelona desde el Baix Llobregat.

En relación al transporte público regular interurbano en autobús, José María Chavarría, destacó la necesidad de implementar un modelo estable de financiación y contratación. Esto daría a las empresas operadoras una mayor seguridad a la hora de emprender inversiones como la compra de nuevos vehículos o mejoras en los ya existentes, la contratación de personal, la ampliación de cocheras, entre otros. Asimismo, también pidió una actualización de los costes de transporte, para adaptarlos a la realidad que tienen que soportar los operadores.

El presidente de FECAV también incidió en la necesidad de un plan para la integración tarifaria de todo el territorio de Catalunya, de la que actualmente están fuera las comarcas del Pirineo, la zona del Empordà o las Terres de l’Ebre. También destacó como prioritaria la renovación de las estaciones de autobuses de algas ciudades catalanas.

Asimismo, pidió la implicación de la Administración para contribuir a hacer más limpia la flota de transporte discrecional de Catalunya a través de un programa de ayudas para la movilidad eficiente y sostenible. Así se impulsaría un modo de transporte, el autobús, que sustituye entre 14 y 30 coches privados en las vías.

José María Chavarría remarcó que "la lucha contra la contaminación, que es uno de los principales retos actuales, se debe afrontar con atrevimiento y con medidas que incentiven el uso del transporte colectivo de forma clara. Sólo así se podrá producir el necesario trasvase de usuarios del transporte privado al público". En este sentido, añadió que en "Catalunya tenemos un modelo de transporte público por carretera de éxito, pero hay que seguir impulsándolo y mejorándolo juntos, administración y operadores".

Por su parte, el conseller de Territori i Sostenibilitat, Damià Calvet, reconoció que "no poder aprobar los presupuestos nos impedirá hacer algunas de las infraestructuras previstas". No obstante, remarcó que el departamento que lidera llevará a cabo obras en la C-17, en la C-15 y en la C-16 entre Berga y Bagà, y "allí donde ponemos el día las carreteras también reforzaremos el servicio de transporte en autobús". Además, destacó su intención de extender la red exprés.cat, "un modelo de éxito". Por último, Damià Calvet alabó el sector del transporte de viajeros por carretera catalán, destacando que "disponemos del mejor sistema de transporte en autobús que podríamos tener" ya que "es un ejemplo de colaboración público-privada, con multitud de empresas familiares identificadas con el territorio, que queremos defender".

Por Mayte Rodríguez López