El BEI financia la renovación de la flota del bus de Barcelona con vehículos menos contaminantes

El banco de la UE facilitará casi 74 millones de euros en TMB para poner en circulación 254 autobuses nuevos. Los vehículos nuevos, la mayoría de los cuales híbridos y eléctricos, permitirán mejorar la calidad del aire de la ciudad y el servicio a los viajeros

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) financiará la modernización de la flota de autobuses urbanos de Barcelona a través de un crédito de 73,5 millones de euros otorgado a la empresa de bus de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) que permitirá poner en circulación, en la ciudad, 254 vehículos nuevos menos contaminantes, más modernos y seguros. El acuerdo lo firmaron ayer, en Barcelona, el responsable de operaciones del sector público en España del BEI, Joan Basora, y el consejero delegado de TMB, Enrique Cañas.

La financiación del BEI contribuirá a sustituir vehículos diesel y de gas natural comprimido de primera generación por otros nuevos que se moverán de una manera más limpia. Más concretamente, la ciudad dispondrá de 116 autobuses eléctricos nuevos, 63 híbridos y 75 que funcionarán con gas natural comprimido de última generación. Entre los vehículos que sustituirán hay 20 autobuses turísticos de dos plantas que recorren la ciudad y que pasarán de ser diesel a ser híbridos.

La introducción de vehículos nuevos se llevará a cabo a finales de este año 2019 (los 105 primeros), en 2020 (75 más) y en 2021 (74). De este modo, TMB podrá acelerar la transición hacia una red de autobuses de cero emisiones y mejorar la calidad y fiabilidad del servicio. Además de mejorar la calidad del aire, el objetivo es incrementar la demanda de este servicio para reducir el uso del transporte privado. La utilización de la red de buses urbanos públicos de Barcelona acumula un aumento del 17% en los últimos seis años, hasta los 203 millones de pasajeros registrados en 2018, y continúa creciendo.

Las inversiones financiadas por el BEI también permitirán mejorar el sistema de información a bordo y construir estaciones nuevas para la recarga eléctrica. Además de sus beneficios sociales y medioambientales, el proyecto contribuirá a crear 1.084 puestos de trabajo durante la fase de construcción de los vehículos nuevos, según las estimaciones del BEI.

Sobre este acuerdo, la vicepresidenta del BEI, Emma Navarro, responsable de la actividad del banco en España, así como de la acción por el clima y el medio ambiente, ha declarado: "Este proyecto demuestra el impacto directo de la financiación del BEI en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, lo que refuerza el servicio de transporte público y hace posible una movilidad de bajas emisiones en la ciudad de Barcelona. Los habitantes de esta ciudad podrán disfrutar de una atmósfera más limpia gracias la circulación de autobuses urbanos de vanguardia. El acuerdo también contribuirá a generar oportunidades económicas nuevas en la ciudad, mejorando las conexiones y revitalizante algunas zonas. Un buen ejemplo de las prioridades de financiación del BEI en España ".

Por su parte, el consejero delegado de TMB, Enrique Cañas, ha valorado "el apoyo decisivo del BEI a la actual reconversión ambiental de la flota de autobuses de Barcelona, claramente orientada hacia la electrificación. Con los 116 coches 100% eléctricos que incorporaremos hasta 2021, podremos conseguir que líneas completas de nuestra red principal, como la horizontal H16 y las verticales V11, V13 y V15, y también algunas líneas de proximidad, pasen a ser de emisión cero. El transporte eléctrico conlleva unas necesidades de inversión inicial más altas, tanto en vehículos como en infraestructura, para las que es vital contar con una financiación adecuada por parte de las administraciones responsables del transporte público y de las entidades financieras ".

El acuerdo firmado es el cuarto que el BEI aplica en España dentro de su programa Cleaner Transporte Facility destinado a facilitar la financiación de sistemas de transporte más limpios en Europa. Bajo esta iniciativa, el BEI ha facilitado financiación para renovar las flotas de autobuses urbanos de Las Palmas, Palma de Mallorca y Valencia.

Por Mayte Rodríguez López