CONFEBUS se presenta como un aliado de la estrategia a largo plazo para 2050 por una Europa “climáticamente neutra” y una “economía baja en carbono”

El autobús es uno de los modos de transporte menos contaminantes. En términos de CO2, un pasajero de automóvil y de avión contaminan 2,4 veces más que un pasajero de autobús por viajero y kilómetro recorrido. Así, el autobús es, después del tren, el modo de transporte terrestre con menores emisiones de CO2 y, de todos los modos de transporte colectivo, el que menos gases de efecto invernadero[1] genera, siendo 3,7 veces menos contaminante que el avión, 5,5 veces menos que el automóvil y un 13% menos que el tren[2].

Bajo el tema “Contaminación del aire”, la ONU quiere en este 2019 hacer una llamada a la acción y combatir el mayor riesgo ambiental para la salud que afecta a millones de personas en todo el mundo. El transporte es una de las principales fuentes de contaminación del medioambiente y representa casi un cuarto de las emisiones de dióxido de carbono. Un aumento en el uso del autobús podría reducir drásticamente los problemas de congestión urbana e interurbana, ya que cada uno de estos vehículos de transporte colectivo sustituye a una media de 20 turismos. Un autobús emite 28,4 gramos de CO2 por viajero y kilómetro recorrido, frente a los 157,5 gramos que emite cada coche particular.

Siguiendo las medidas que propone la ONU para contribuir a mejorar el medio ambiente, CONFEBUS se presenta como un aliado de la estrategia a largo plazo para 2050 por una Europa “climáticamente neutra” y una “economía baja en carbono”. Además, la Confederación aboga por una serie de propuestas entre las que destacan impulsar el uso del autobús como medio clave para alcanzar los objetivos europeos de reducción de emisiones, integrar el transporte escolar en los Planes de Movilidad Urbana Sostenible o establecer un marco armonizado europeo para la introducción de Zonas de Bajas de Emisiones.

Naciones Unidas, a través del Día Mundial del Medio Ambiente 2019, insta a los gobiernos, la industria, las comunidades y los individuos en todo el mundo a unirse para explorar las soluciones a la contaminación del aire a través de las energías renovables y las tecnologías sostenibles. En este sentido, CONFEBUS se muestra comprometido a actuar para reducir el impacto medioambiental de un sector que transporta anualmente en nuestro país a casi tres mil millones de personas. Aunque en España los autobuses tan solo representan el 0,2% del total de vehículos, la Confederación apuesta por la innovación y la sostenibilidad proponiendo medidas que apoyenla transformación progresiva de las flotas a sistemas de propulsión menos contaminantes y la aplicación de bonificaciones fiscales a los vehículos sostenibles.

Avanzar hacia una movilidad sostenible pasa inexorablemente por el impulso del transporte colectivo. Así, CONFEBUS pide que no se incremente la presión fiscal de los modos de transporte que contribuyan a la sostenibilidad, como el autobús. La Confederación reclama que las Administraciones Públicas permitan la deducción fiscal en el Impuesto de Sociedades e IRPF por el desarrollo de Planes de Transporte al Trabajo y por la compra de abonos de transporte, así como la aplicación de un IVA superreducido que repercuta en beneficio económico de los usuarios y, por ende, los anime a usar más este modo de transporte público.

El pasado 27 de marzo, en el marco del CONFEBUS Summit, el primer foro profesional del autobús en España, tuvo lugar una mesa de debate sobre medio ambiente y transporte. En ella se indicó la necesidad de constituir una Mesa de Movilidad para estrechar la colaboración entre las empresas y las instituciones, así como entre los sectores del automóvil y el autobús, para consensuar medidas de sostenibilidad. Por otro lado, en la última Asamblea General de CONFEBUS, celebrada hace unos días, el presidente Rafael Barbadillo reiteró el compromiso del sector para reducir su impacto sobre el entorno y liderar el camino hacia una movilidad sostenible: “Queda un largo camino por recorrer hacia la movilidad sostenible, un camino que estamos llamados a liderar porque somos un gran sector que garantiza la movilidad anualmente de más de 2.900 millones de viajeros, comunica a más de 8.000 poblaciones en todo el territorio nacional, da empleo a 95.000 personas y factura casi 6.000 millones de euros”, a

Por Mayte Rodríguez López