Volvo Buses celebró el Día Mundial del Medioambiente promoviendo un transporte sostenible

La electromovilidad es parte del motor de Volvo Buses en la búsqueda de ciudades ecofriendly, con la ambición de posicionarse como líder mundial de soluciones de transporte sostenibles con más de 2.200 autobuses híbridos distribuidos, 400 de ellos ya circulan en España.

La protección medioambiental es uno de los valores esenciales de Volvo Buses, para el que no se trata de solo una cuestión de purificar el aire, sino sobre todo del uso responsable de los recursos y estrategias para desarrollar una infraestructura respetuosa con el entorno, que le permita ofrecer soluciones de transporte limpias, silenciosas y eficientes que brinden posibilidades totalmente nuevas para el desarrollo de una ciudad moderna.

En este contexto, Volvo Buses considera que el transporte público desempeña un papel fundamental y se esfuerza por desarrollar un sistema sin ruidos y emisiones, haciendo suya la responsabilidad de acelerar la transición que convertirá a la electricidad en la principal fuente de energía para el transporte público urbano, de manera que se creen nuevos conceptos para la planificación y el crecimiento urbano sostenible.

Volvo Buses se encuentra a la vanguardia en soluciones de electromovilidad con su gama de autobuses 7900, de los que ya ha hecho entrega de más de 2.200 unidades en todo el mundo y 400 unidades ya se encuentran circulando en España. La mejor forma de reducir las emisiones es limitando el consumo de combustible. Y eso es precisamente lo que ofrecen los autobuses Volvo 7900 Híbrido, con nuestra exclusiva tecnología híbrida en paralelo, las emisiones de CO2 se reducen hasta un 39 %. Si incluimos NOx y parti?culas, las emisiones se reducen casi un 50 %.

De este modo, la compañía sueca celebra el Día Mundial del Medioambiente sumergida en su último proyecto recientemente lanzado “La ciudad quiere”, que da visibilidad a los autobuses híbridos, vehículos que suponen una apuesta por la reducción de la contaminación medioambiental y acústica, el ahorro de combustible y el incremento de la seguridad, así como por el bienestar de la ciudadanía.

Igualmente, la empresa se encuentra centrada en la investigación y desarrollo de nuevas tecnologías medioambientales y muestra de ello es que su motor Euro 6 ya está preparado para la normativa Step D, que entrará en vigor próximamente y que pretende reducir las emisiones de CO2.

Volvo Buses trabaja diariamente por concienciar sobre el uso de la electricidad en lugar de combustibles fósiles, la cual proporciona efectos positivos inmediatos y a largo plazo sobre el medioambiente y la calidad de vida de las personas.

Por Mayte Rodríguez López