En Navarra desde 2010 hasta la actualidad el número de empresas de viajeros se ha reducido de 46 a 38

18 de las 38 empresas autorizadas para el transporte de viajeros han asistido a la jornada titulada “La decisión más estratégica de la empresa familiar de transporte: ¿Continuar o vender? organizada el pasado 29 de octubre por ANET (Asociación Navarra de Empresarios de Transporte por carretera y logística).

La temática es interesante para las empresas del sector porque, al margen de que se trata de la decisión estratégica más importante de una empresa después de su fundación , el 98% de las empresas de transporte de viajeros por carretera son familiares y viven inmersas en un proceso de concentración que deriva en la reducción del número de empresas. En 2010 el número de empresas autorizadas al transporte de viajeros era de 46 y en la actualidad el número se ha reducido hasta las 38 empresas.

Las empresas pequeñas y familiares, de toda la vida pasan a manos de otras con más volumen de negocio, que reúnen los requisitos para poder optar a los concursos públicos de líneas regulares o de transporte escolar, que son cada vez más competitivos. Según el Vicepresidente de la Sección de Viajeros de ANET, Claudio Lesaca “La caída de los márgenes de explotación, la exigencia de importantes inversiones para garantizar la continuidad de los negocios y el entorno de no crecimiento del mercado, sumen a las empresas en problemas serios de continuidad o simplemente ,falta de expectativas. Y empresas familiares e históricas que se encuentran en un momento de relevo generacional o falta de expectativa, deben encontrar la fuerza para continuar con la actividad o decidir vender.”

La Directora General de Transportes del Gobierno de Navarra, Berta Miranda, que ha inaugurado la Jornada ha abogado por una “coordinación efectiva y la búsqueda de soluciones en común” entre el Departamento de Cohesión Territorial y las empresas de transporte para afrontar los retos e inquietudes del sector”. La Administración, ha afirmado, debe asegurar los mejores servicios públicos a los ciudadanos, pero también debe ser sensible a las empresas del sector que con su esfuerzo generan riqueza y puestos de trabajo”.

La jornada ha propuesto una reflexión sobre la posición de las pequeñas y medianas empresas dentro del sector y un análisis a futuro; por un lado, se aborda el protocolo familiar, de cara a continuar con el negocio, y por otro, la valoración de empresas encaminada a los directivos dispuestos a vender su compañía.

Trabajar en una empresa familiar es maravilloso, según Javier Fuentes, Consultor y CEO de Grupo Arte, y ponente de la Jornada “otorga un fuerza insuperable, bien llevada es una máquina y un privilegio al alcance de pocos, pero a veces se enturbia.

Del 2015 al 2025 el 70% de las empresas familiares se van a ver inmersas en procesos de relevo generacional y solo el 30% serán capaces de abordar con éxito estos procesos

La sucesión es el problema más importante al que se enfrenta una empresa familiar y es necesario crear un protocolo familiar que regule todo: política salarial, dirección, objetivos,etc. ”Es necesario sentarse a hablar con naturalidad de la sucesión De hecho, Del 2015 al 2025 el 70% de las empresas familiares se va a ver inmersas en procesos de relevo generacional y solo el 30% serán capaces de abordar con éxito estos procesos, ha asegurado el consultor. “Es necesario sentarse a hablar con naturalidad sobre la sucesión, sobre qué se va a hacer y abordar las alternativas de continuidad o no continuidad. ¿Continuamos o vendemos? Las claves del éxito de sucesión en una empresa familiar son: Anticipación a la decisión; Comunicación familiar y orientación profesional para ayudar en el proceso”.

Por Mayte Rodríguez López