Con Wi-Fi y pantalla táctil: Continental presenta una nueva solución para la descarga de datos de tacógrafos

Continental lanza un nuevo lector para tarjetas de conductor y llaves de descarga: VDO SmartTerminal para sustituir al terminal de descarga DLT Pro. Este dispositivo autónomo de última generación extremadamente fácil de manejar gracias a una gran pantalla táctil y tecnología Wi-Fi, garantiza la transferencia sencilla de datos desde el terminal al PC.

"Hemos desarrollado una solución a prueba de futuro gracias a la cual las flotas pueden cumplir fácilmente con todas sus obligaciones legales, desde la descarga hasta el archivo y la visualización de datos de la memoria del tacógrafo. Este nuevo producto es válido además para el nuevo tacógrafo inteligente DTCO 4.0", explica Edmund Mattes, jefe de producto de Continental y responsable de la nueva solución.

El dispositivo está diseñado para aceptar tarjetas de conductor de primera y segunda generación. Los desarrolladores también han hecho que el diseño del software sea aún más intuitivo. VDO SmartTerminal ya está disponible a través de nuestra red de talleres DTCO+ o en la tienda online de VDO en www.fleet.vdo.es

El SmartTerminal de VDO es la única solución autónoma del mercado que no requiere disponer de un PC operativo para leer las tarjetas de conductor y descargar las llaves. Puede colocarse sobre una mesa o montarse en una pared, ya sea en la sala común, en la recepción o en la

entrada, sin soporte adicional. Esto proporciona más flexibilidad a los conductores y gestores de flotas en las que los propios conductores leen los datos de la memoria del tacógrafo y de la tarjeta de conductor en cualquier momento, independientemente del horario de la oficina. La tarjeta de conductor o la llave de descarga se insertan en el terminal de descarga, los datos se muestran en la pantalla y luego se descargan en el dispositivo. La nueva pantalla táctil de 7 pulgadas facilita y agiliza todo el proceso gracias a la navegación por menús autoexplicativos del nuevo diseño, que también facilita la comprobación de las actividades y licencias individuales de los conductores.

De esta forma, la transmisión de datos es extremadamente sencilla: se inserta la tarjeta, se inicia la descarga inmediatamente y las señales ópticas o acústicas informan al usuario si es necesario realizar alguna acción manual. Además, incluye una novedad muy práctica: si se la tarjeta de conductor tiene ya un idioma preseleccionado, el menú del terminal se abre automáticamente en ese idioma. Está disponible en veintinueve idiomas, todos ellos seleccionables individualmente.

Por Mayte Rodríguez López