TRANSVÍA vuelve a adquirir unidades King Long para sus servicios de transporte

Grupo Transvía vuelve a confiar en King Long adquiriendo dos nuevos autocares modelo C10, con capacidad para 39 viajeros+guía+conductor. Con esta adquisición aumenta a doce el número de vehículos King Long en la flota del grupo valenciano desde que ambas empresas iniciasen su colaboración en 2015.

Estas unidades C10 están propulsadas por motor Cummins de disposición trasera del modelo 6.7 ISB, cumplen con la normativa de emisiones Euro 6 y desarrollan una potencia de 233 kW (320 Hp).

Cuentan con cambio automático ZF del modelo Ecolife, frenos de disco ventilados delanteros y traseros que incluyen AEBS, eje delantero independiente, suspensión neumática integral de WABCO con control electrónico de la suspensión ECAS con funciones de elevación, descenso y arrodillamiento.

El interior está equipado con todos los extras para los pasajeros, butaca Fainsa Gala reclinable y con reposapiés, mesita y revistero, nevera, climatizador frio – calor con higienizador de las galerías, cristales dobles extratintados, parasoles eléctricos, monitor retráctiles motorizados para audio y video, cámaras de vigilancia interior y exterior. También incorpora el sistema automático de supresión de incendios en el compartimento del motor.

Los autobuses King Long, cumplen con los valores de las empresas de transporte, dado que proporcionan una imagen moderna y elegante, exclusiva, estando dotados de los más avanzados sistemas en materia de seguridad, tanto activa como pasiva. Son autobuses rápidos, potentes y fiables y cumplen con los estándares en eficiencia energética y respeto al medio ambiente.

El grupo Transvía, formado por 52 empresas del sector, comenzó su andadura en 1967 en la ciudad de Valencia, realizando traslados de viajeros en autocar. Desde entonces, sus dimensiones han ido cambiando, pero su filosofía sigue intacta.

Por Mayte Rodríguez López