Comienzan las obras de la nueva cochera de la flota de TIB en Alcúdia, concesión que gestionará Grupo Ruiz EN Mallorca

La nueva infraestructura, que será la más grande que habrá en la isla con estas características, es una de las obras previstas en el contrato de la nueva concesión del servicio de transporte público en la zona norte, que gestionará el Grupo Ruiz. Las instalaciones además de contar con capacidad para alojar la nueva flota de autobuses, dispondrán de otros servicios como taller, surtidores de carga rápida de GNC, puestos de recarga para autobuses eléctricos o un sistema de captación solar fotovoltaica

Ha tenido lugar en Alcúdia, localidad mallorquina situada al norte de la isla, el acto de colocación de la primera piedra de la futura cochera, que alojará los autobuses de TIB en la zona. Al acto han acudido el consejero de Movilidad y Vivienda, Marc Pons; la alcaldesa de Alcúdia, Bàrbara Rebassa; el director general de Movilidad y Transporte Terrestre, Jaume Mateu y el director gerente del Consorcio de Transportes de Mallorca, Maarten Johannes Van Bemmelen. Además, se ha contado con la presencia de Gregorio Ruiz y Alberto Egido, presidente y director general de Grupo Ruiz, entidad que gestionará la nueva concesión del transporte público interurbano de la zona Norte (Lote 2) y propietario de la nueva cochera, una de las 3 con las que contará la nueva red de transporte público para cubrir la logística de todo el servicio del lote 2.

El pasado año 2019, se presentó en el municipio de Alcúdia la adjudicación a Empresa Martín, entidad perteneciente a Grupo Ruiz, del Lote 2 del servicio de transporte interurbano de la Isla de Mallorca, que abarca desde el municipio de Valldemossa hasta Santa Margalida.

Con este acto, han dado comienzo las obras de una de las bases operativas de la nueva concesión, ubicada en el polígono Ca Na Lloreta. La infraestructura será la más grande de la isla con estas características. Además de contar con amplias cocheras, para alojar la nueva flota de autobuses y un taller con cuatro líneas de trabajo, las instalaciones disponen de: dos surtidores de Gas Natural Comprimido, siete puestos de carga para autobuses eléctricos y un sistema de captación solar fotovoltaica, además de un túnel de lavado con sistema de reciclado de agua. Estas incorporaciones hacen patente, una vez más, el compromiso de Grupo Ruiz por avanzar hacia sistemas más eficientes y menos contaminantes.

La obra iniciada implica también la construcción de un edificio dedicado a los servicios administrativos de la operadora de transporte. En éste se establecerá un centro de control de tráfico, vestuarios y aseos de personal, zona de administración con diferentes despachos y una sala de reuniones. Se prevé que estas instalaciones cuenten con unos 20 puestos de trabajo, entre personal administrativo y talleres.

Como afirmaba el Consejero de Movilidad y Vivienda de Mallorca, Marc Pons, esta obra es parte del cambio del modelo de transporte público de la isla, que no solo supone la renovación de la flota y el uso de propulsores menos contaminantes (como el Gas Natural Comprimido), sino que también implica un cambio en la logística, contando con infraestructuras más eficientes.

Por Mayte Rodríguez López