Nueva concentración en Andalucía ante las delegaciones de educación de Málaga y Sevilla

Para exigir la prórroga del contrato escolar en Andalucía, empresas y trabajadores se han vuelto a concentrar ante las sedes de las Delegaciones de Educación de la Junta de Andalucía en Sevilla y Málaga, donde se ha escenificado “el entierro de las empresas de transporte que realizan las rutas escolares, si los contratos no son prorrogados”.

“La Junta de Andalucía quiere hundir al sector del transporte escolar en Andalucía”, así de claro y contundente se ha manifestado el Presidente de FEDINTRA, Antonio Vázquez, “ya que la prórroga del contrato escolar sí que es posible en otras Comunidades Autónomas, que tienen las mismas circunstancias que Andalucía, como es Extremadura, donde ya se han dictado las orden de prórroga”.

En Extremadura, Galicia, Cataluña, Castilla-León, Navarra, Madrid, Aragón y Cantabria se han iniciado los trámites para el pago de las indemnizaciones que corresponden a las empresas, tras la suspensión del contrato el pasado mes de marzo, mientras que en Andalucía aún está pendiente el pago de estas indemnizaciones.

La Agencia Pública de Educación de la J.A. es un instrumento de la Administración carente de sensibilidad en los momentos actuales, sin cabeza, y que con su actitud solo va a propiciar la desaparición de las PyMES del sector del transporte. Empresas familiares que no van a poder sobrevivir, mientras otras Comunidades Autónomas, asumirán hasta el 80% del pago de los contratos del transporte escolar”, señala Antonio Vázquez.

“Si en Extremadura son capaces de mantener los contratos de transporte escolar con una prórroga adicional y además han agilizado los trámites para el pago de las indemnizaciones como en otras muchas Comunidades Autónomas, ¿porque en Andalucía no es posible prorrogar el contrato de las rutas escolares y tan solo se plantean una indemnización absolutamente insuficiente tras la suspensión del contrato?, se preguntan desde la Federación del Transporte de Andalucía”.

Desde Fedintra se exige a la APAE que explique qué peso tiene cada apartado en la estructura de costes del contrato. Ya que el pago de indemnizaciones está sujeto al mantenimiento de las plantillas de trabajadores, provocando un desfase importante entre ingresos y gastos. Además, la tardanza en la tramitación de esos pagos, ha supuesto que todas las empresas han tenido que realizar expedientes temporales de regulación de Empleo. “En materia del empleo sigue habiendo bastante incertidumbre y confusión, ya que el condicionante de mantener el empleo para recibir las indemnizaciones favorece además a las empresas que tenían a sus empleados con contratos temporales y precarios”, asegura el Presidente de FEDINTRA. “Un perjuicio más para los empresarios que han apostado durante estos años por un empleo de calidad y a jornada completa, frente a los que contrataban a tiempo parcial”.

Sin la renovación del contrato escolar para el próximo año, la viabilidad económica de las 500 empresas de transporte que hay en Andalucía está en el aire. El 90% ha tramitado ya expedientes temporales de regulación de empleo, poniendo en peligro hasta 11.000 puestos de trabajo en la comunidad. Un duro varapalo para la economía y el empleo andaluz en un segmento económico vital para el turismo y la movilidad.

“De las 500 empresas de transporte de Andalucía, más de 300 están asociadas en FEDINTRA, con más de 4.000 empleos directos que van a desaparecer, más otros miles indirectos, al margen de dejar maltrecho un segmento económico vital para el Turismo y la Movilidad en nuestra comunidad cuando la normalidad se recupere”, señala Antonio Vázquez.

Loa actuales contratos podrían ser prorrogados hasta junio de 2021, amparados en las normas de urgencia aprobadas a nivel autonómico y nacional por el Estado de Alarma y la crisis sanitaria. Aunque ya se cumplían los plazos de finalización de los actuales contratos, el sector entiende que las especiales circunstancias en la que nos encontramos, y la compleja situación económica derivada de la Crisis del Coronavirus, motiva la prórroga de los actuales contratos al menos para el próximo curso escolar, y además hay marco legal para ello.

La Junta de Andalucía, adeuda a las empresas del transporte más de 10 millones de euros en concepto de indemnización, tras la suspensión de los contratos de las rutas escolares el pasado mes de marzo de 2020.

“Esta cantidad, debe ser abonadas por anticipo o pago a cuenta, mediante un porcentaje estimado y sin perjuicio posteriores liquidaciones, de las indemnizaciones derivadas de la suspensión de los contratos”, señala el Presidente de FEDINTRA, Antonio Vázquez.

El pago de las indemnizaciones por la suspensión del contrato debe realizarse de forma urgente y en cuantía suficiente para atender los daños producidos por esta suspensión. “En comunidades autónomas como Extremadura, Cataluña o Galicia, ya han sido abonadas, y en muchos casos han llegado al 80% de los costes de los servicios”, asegura el Presidente de FEDINTRA.

“Sin el pago de las indemnizaciones, muchas de las empresas que realizan estos servicios no podrán iniciar las rutas escolares en el mes de septiembre. Además es imprescindible que se apruebe de forma inmediata la prórroga los vigentes contratos de transporte escolar para el curso 2020/2021, a partir del mes de diciembre de 2020, y tras la ejecución diferida de los 66 días lectivos pendientes de realización”

Estas reivindicaciones se han realizado en la puerta de la Delegación Provincial de Educación, donde cientos de empresarios y trabajadores se han concentrado una vez más para solicitar la prórroga del contrato escolar para todo el próximo curso escolar y el pago de las indemnizaciones de forma urgente.

Al haber suspendido los contratos actuales, tras la declaración del Estado de Alarma, no se han tramitado las indemnizaciones previstas, por un largo camino burocrático; y aún no se han abonado, complicando la planificación económica de estas empresas para el inicio del próximo curso. “Vivimos en una auténtica incertidumbre y no entendemos que la Administración nos dé ahora la espalda, somos uno de los sectores más castigados por el COVID, y no tenemos ingresos de ningún tipo, no solicitamos ayudas ni subvenciones, solo queremos trabajo, el pago de las indemnizaciones y la prórroga del contrato de las rutas escolares nos ayudaría de forma extraordinaria”, señala Antonio Vázquez.

Loa actuales contratos podrían ser prorrogados hasta junio de 2021, amparados en las normas de urgencia aprobadas a nivel autonómico y nacional por el Estado de Alarma y la crisis sanitaria. Aunque ya se cumplían los plazos de finalización de los actuales contratos, el sector entiende que las especiales circunstancias en la que nos encontramos, y la compleja situación económica derivada de la Crisis del Coronavirus, motiva la prórroga de los actuales contratos al menos para el próximo curso escolar, y además hay marco legal para ello.

“Nuestra Federación de Transportistas, ampara fundamentalmente a PYMES netamente andaluzas que sostienen el tejido empresarial y gran parte del empleo estable en esta comunidad autónoma, no se pueden recuperar sin una prórroga del contrato de transporte escolar para el curso 2020/2021, dadas las importantes inversiones realizadas en autobuses, dedicados total o parcialmente a la realización del servicio de transporte público para escolares en centros docentes públicos de Andalucía.

Por Mayte Rodríguez López