El Consorcio de Transportes de Mallorca inaugura el nuevo sistema de billetaje para el transporte de las Islas Baleares

GMV ha desplegado el nuevo sistema tarifario integrado y multimodal que cubre el transporte de: autobús, tren y metro en Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera. Se trata de un proyecto pionero en España y de referencia en Europa, que aúna tecnología para pago con tarjetas bancarias sin contacto y smart cards

El día 5 de octubre fue inaugurado el nuevo sistema tarifario STI-R4 del Consorcio de Transportes de Mallorca, que abarca el transporte público colectivo de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera, y permite la gestión del cobro en todos los medios de transporte colectivo disponibles (autobús, tren y metro). La multinacional tecnológica GMV, adjudicataria del concurso de suministro de los elementos tecnológicos para su desarrollo, ha hecho posible este proyecto pionero en España y de referencia en Europa.

Los beneficiarios de este sistema son los operadores de las diferentes autoridades de transporte de las Islas Baleares como son: el Consorcio de Transportes de Mallorca (CTM), la Empresa Municipal de Transportes de Palma (EMT Palma), El Consell Insular de Menorca (CIME), el Consell Insular de Ibiza, el Consell Insular de Formentera (CIF), el Metro de Palma y Servicios Ferroviarios de Mallorca (SFM).

GMV ha desplegado el nuevo sistema tarifario integrado y multimodal en la red de transporte público de las Islas Baleares, y dará asistencia técnica al mismo durante sus tres primeros años de operación. El equipamiento tecnológico suministrado aúna tecnología para pago con tarjetas bancarias sin contacto y smart cards (tarjetas sin contacto de uso habitual en transporte público), incluyendo el servicio de pago EMV en colaboración con Redsýs y Banco Santander, e incorporando todas las ventajas de un sistema de billetaje basado en la nube (ABT).

GMV desplegará, en los 411 autobuses interurbanos de todas las Islas Baleares así como en los 200 autobuses del servicio urbano de Palma, un total de 611 pupitres y 1.652 validadoras duales EMV/smart card, 1.247 cámaras de videovigilancia y 543 paneles de información interiores. Asimismo, GMV ya ha llevado a cabo la adaptación tecnológica en estaciones de metro y tren de las 238 barreras tarifarias (tornos) posibilitando su funcionamiento con tecnología EMV.

Como parte de este suministro, GMV ha incorporado su plataforma para desarrolladores Deepsy®, lo que ha permitido al Consorcio de Transportes de Mallorca desarrollar su propio software tarifario embarcado, abstrayéndose de la configuración física de los equipos suministrados. Sin embargo, en el caso particular de los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes de Palma de Mallorca, ha sido responsabilidad de GMV el desarrollo completo de dicho software.

Para la gestión del pago con tarjetas bancarias, se ha suministrado una solución de pagos extremo a extremo, adaptando la tecnología EMV al nuevo sistema tarifario integrado. Gracias al acuerdo alcanzado con Redsýs, como proveedor de la plataforma de pagos, y con Banco Santander, como entidad adquirente del servicio, GMV posibilita la coexistencia del sistema de pago tradicional basado en smart cards (tarjetas de abono transporte) con el nuevo sistema de pago, mediante tarjetas bancarias con tecnología sin contacto EMV.

La incorporación del estándar de pago EMV permite que cualquier usuario que disponga de una tarjeta bancaria, física o virtualizada en su móvil, pueda acceder al medio de transporte directamente, sin necesidad de registro o compra previa de ningún billete. Con la confianza de que, gracias al sistema de pospago habilitado, siempre obtendrá la mejor tarifa posible asociada al uso que anteriormente haya realizado del transporte público. Asimismo, proporcionará mayor seguridad en las transacciones entre tarjetas y terminales, ya que la tarjeta EMV valida las operaciones gracias a la información almacenada en su chip.

Para Miguel Ángel Martínez, director general de Sistemas Inteligentes de Transporte de GMV, «la incorporación de tecnología EMV junto con la apuesta del Consorcio de Transportes de Mallorca por el despliegue de un sistema en la vanguardia tecnológica, hacen que éste sea un proyecto pionero en España y de referencia en Europa. El proyecto además es un ejemplo de colaboración entre el sector público y privado que esperamos poder replicar en otras regiones».

Asimismo, «el éxito del proyecto ha sido posible gracias a la estrecha colaboración con el personal del Área Tecnológica y de IT del Consorcio de Transportes de Mallorca, a los que agradecemos su constante apoyo» según afirma Peli Barrenechea Zabala, jefe del proyecto en GMV.

Por Mayte Rodríguez López