Volvo recibe un pedido de 12 autobuses híbridos para Cracovia, Polonia

Polonia es un mercado en expansión para los autobuses híbridos Volvo. Recientemente, la compañía ha recibido por parte de la Empresa de Transporte Municipal (MPK) de Cracovia, un pedido de 12 autobuses híbridos articulados. En total, Volvo ya ha vendido más de 50 autobuses híbridos en Polonia. Los vehículos se manufacturan en la fábrica que Volvo posee en Breslavia

La MPK de Cracovia ha adjudicado a Volvo el contrato de 12 autobuses Volvo 7900 híbridos articulados. “Mejorar la calidad del aire y reducir los niveles de ruido son cada día más considerados como factores importantes a la hora de diseñar los sistemas de transporte público. En Cracovia, este factor es todavía más relevante, debido a la alta contaminación del aire. Estamos orgullosos de poder adjudicar estos autobuses a la empresa de transporte municipal de Cracovia, lo que permitirá a los habitantes de la ciudad viajar, dentro de unos meses, en autobuses modernos y respetuosos con el medio ambiente”, comenta Ma?gorzata Durda, Directora regional de Volvo Buses en Polonia y el Báltico.

Los autobuses híbridos se entregarán a la ciudad de Cracovia en el segundo semestre de 2018. Serán manufacturados en la fábrica de Volvo Buses en Breslavia, fábrica donde se producen autobuses híbridos en serie, desde 2010. Los autobuses híbridos Volvo ya están en funcionamiento en Breslavia, Inowroc?aw, Tarnowskie Góry y Varsovia. El mayor pedido de autobuses electrificados Volvo en Polonia hasta hoy ha sido un pedido de 35 híbridos, de los cuales 10 son autobuses articulados, para la ciudad de Sosnowiec.

La gama de soluciones de electromovilidad de Volvo está compuesta por autobuses híbridos, híbridos eléctricos y eléctricos. En total, Volvo ha vendido más de 3.800 vehículos electrificados, en 22 países, siendo Reino Unido, Colombia y España, los mayores mercados.

Los autobuses Volvo híbridos están propulsados por electricidad, siendo silenciosos y libres de emisiones desde el arranque hasta alcanzar los 15-20 km/h. A mayor velocidad, el autobús es propulsado por un pequeño motor diésel de 4 cilindros que puede operar en condiciones óptimas con un reducido nivel de emisiones. La energía generada durante la frenada regenerativa es almacenada en las baterías del autobús y es utilizada para dar potencia al motor eléctrico y diversos sistemas auxiliares.

En comparación con el correspondiente autobús diésel, los autobuses Híbridos Volvo reducen el consumo de combustible entre un 30 y un 40% y emiten entre un 30 y un 40% menos de emisiones de CO2 y solo la mitad de las emisiones de óxidos de nitrógeno y partículas.

Por Mayte Rodríguez López