Debut del primer autobús eléctrico para donación de sangre de Solaris

El primer centro móvil de donación de sangre del mundo en un autobús eléctrico, el Solaris Urbino 8.9 LE eléctrico, se presentó en Katowice. Es el primero de dos vehículos de este tipo encargados por el Centro regional de donación de sangre (RCKiK) en Katowice. El día de su estreno, el vehículo ganó un premio en la Feria Internacional de Invención e Innovación INTARG.

El primer centro de donación de sangre totalmente móvil, sin emisiones, se presentó oficialmente durante la celebración del 70º aniversario del Centro Regional de Donación de Sangre y Hemoterapia en Katowice. El vehículo fue construido sobre la base de un Solaris Urbino 8,9 LE eléctrico, es decir, el modelo que inició una serie de vehículos eléctricos ecológicos fabricados por el fabricante de autobuses con sede en Bolechowo.

El Solaris Urbino 8.9 LE eléctrico se asemeja a un bus estándar desde el exterior, pero se ha ajustado a las necesidades de donación y almacenamiento de sangre. En línea con las solicitudes de RCKiK en Katowice, el fabricante ha equipado el autobús con dos salones especiales de donantes de sangre móviles, un consultorio médico, un área de recepción y un pequeño área de restauración.

Además, los vehículos también están equipados con, entre otros, contraventanas y toldos externos, así como con iluminación con tecnología LED. Gracias a su compartimiento de pasajeros con aire acondicionado, acceso a Wi-Fi y puertos USB instalados cerca de los salones, cualquiera que esté dispuesto podrá donar sangre en un ambiente cómodo. El Bloodmobile eléctrico fue diseñado y construido de manera que permite realizar campañas de donación de sangre sin interrupción en centros urbanos, centros comerciales, pabellones deportivos, es decir, en lugares donde no se pueden usar vehículos convencionales, es decir, con un motor de combustión normal.

Con un accionamiento eléctrico de 160 kW y baterías con una capacidad de 160 kWh, el autobús garantiza un modo de funcionamiento libre de emisiones incluso en lo que respecta a la calefacción o el aire acondicionado, así como cuando todos los dispositivos a bordo están en funcionamiento.

Por Mayte Rodríguez López