Continental premiada por sus neumáticos de caucho de diente de león por la Universidad de Münster en Alemania

La Universidad de Münster ha premiado a Continental conjuntamente con el Profesor Dirk Prüfer por el proyecto de investigación ‘Taraxagum’, que tiene como objetivo obtener de la raíz de la planta del diente de león ruso el caucho natural para su posterior uso, en este caso para la producción de neumáticos y otras aplicaciones. La compañía tecnológica ha trabajado en prototipos de neumáticos para camiones y turismos que han demostrado ser aptos para circular y prevé una posible comercialización en 2023.

El látex del diente de león ruso contiene caucho de alto peso molecular, lo que se traduce en grandes cadenas de moléculas de caucho que sirven de materia prima para numerosos productos. Sin embargo, mientras que el diente de león ruso (Taraxacum koksaghyz) contiene más caucho que otras especies de diente de león, la cantidad producida no es hasta ahora suficiente para la fabricación a escala industrial. Sin embargo, con la ayuda de la biotecnología desarrollada en Münster, los científicos pueden optimizar el tiempo requerido para criar una planta de diente de león productiva y, por lo tanto, industrialmente explotable.

En un principio, los científicos se centraron en la investigación fundamental, sin pensar en una aplicación específica. "No es nuestra intención fabricar neumáticos", señala el Prof. Dirk Prüfer, biotecnólogo. "Buscamos entender las bases moleculares de la biosíntesis del caucho en esta planta" añade. Ahora, sin embargo, es precisamente este conocimiento biológico y la implicación de Continental la que está llevando al uso industrial del caucho del diente de león.

Continental invertirá 35 millones de euros en un laboratorio de investigación para el caucho de diente de león en Alemania, esperando que dentro de cinco años el neumático de diente de león esté listo para la producción en serie. Este laboratorio situado en Anklam, Mecklenburg-Western Pomerania tiene previsto estar operativo a finales de este año.

El premio de 10.000 euros asignado al proyecto será donado al jardín botánico de la Universidad de Münster donde crecieron las primeras plantas de dientes de león para su posterior investigación.

Por Mayte Rodríguez López