Anetra pide una liberalización controlada de los servicios internacionales en autocar

La asociación ha enviado a Bruselas su posición sobre los servicios internacionales de autocares y autobuses defendiendo una liberalización controlada que impida la tendencia a la creación de monopolios y que regule a su vez los servicios discrecionales y turísticos internacionales en condiciones de igualdad de competencia con los servicios regulares.

Según ANETRA una disposición común liberalizadora de los servicios regulares interurbanos en autobús mejoraría la conectividad de los grupos sociales más desfavorecidos en 62.000 millones de plazas por kilómetro en el año 2030 y en España, teniendo en cuenta, además, que el mercado español de autobuses y autocares es el tercero más grande de Europa, con un total de 651 millones de pasajeros en 2014.

El proyecto de modificación del reglamento 1.073/2009 relativo a las normas comunes de acceso al mercado internacional de los servicios de autocares y autobuses pretende una liberalización moderada de los servicios sometida a un procedimiento de aprobación previa y a que la empresa disponga de material móvil propio para poder prestar el servicio, quedando a salvo de la liberalización aquellos servicios que, prestados mediante un contrato de servicio público -en el caso español, de concesión de servicios-, puedan resultar gravemente dañados en su rentabilidad.

El modelo español se basa en la explotación en exclusiva de los servicios regulares interurbanos de autobús en virtud de contratos de concesión a empresas privadas. En palabras de Anetra “este régimen de exclusiva explotación de los tráficos, no solo elimina toda competencia en aquellos servicios concesionales que teniendo regularidad y un itinerario concreto se prestan al público en general, sino que también impiden la competencia en otra clase de importantes servicios –transporte de escolares a los centros públicos educativos-, y limitan el desarrollo del resto de las otras clases de servicios existentes –discrecionales y turísticos-“.

Por este motivo, desde Anetra se considera que la liberalización es la única forma de hacer efectivo un “Mercado Único del Transporte”, único que permite una competencia “dentro del mercado” y que carece de las perversas distorsiones de las que adolece el régimen concesional.

ANETRA propone que el Proyecto sea modificado de tal forma que la liberalización no se limite según la existencia de contratos públicos que pudieran verse afectados, pues en otro caso tendría aplicación en la práctica totalidad de los Estados de la UE, con excepción de España, al contar ésta con alrededor de 2.000 contratos públicos de concesión de servicios de transporte regular interurbano en autobús. La asociación dice: “Proponemos una “liberalización controlada”, sometida a condiciones, que impidan una deriva hacia situaciones monopolísticas, y, en la que: - Sería exigido una clase de material móvil y condiciones de prestación del servicio, según la importancia de cada tráfico. - La prestación de los servicios se sometería al sistema de comunicación previa, siendo obligatoria su prestación por un tiempo no inferior a un año, pudiendo ser modificados número de expediciones y horarios. - Los servicios habrían de prestarse con material móvil propio de la empresa de transportes que ha

Y añade, “proponemos sean incorporadas al Proyecto normativo de modificación del Reglamento UE 1.073/2009 nuevas disposiciones que regulen, por primera vez y con carácter común en todo el ámbito de la UE, los servicios discrecionales y turísticos interurbanos, evitando con ello los privilegios que hasta la fecha viene otorgando a los servicios regulares la legislación española

Por Mayte Rodríguez López