MAN incrementa su presencia en Burgos con la entrega de tres nuevas unidades de GNC

El Servicio de Transporte Urbano de Burgos acaba de recibir tres nuevas unidades MAN para su flota de autobuses. Se trata, al igual que en anteriores ocasiones, de tres autobuses sobre chasis NL 313F GNC de 12 metros, propulsados por gas natural, que cuentan con motor de 12,8 litros y 310 CV y carrocería de Castrosua.

Es la tercera vez consecutiva que MAN resulta adjudicatario de los concursos de renovación de la flota de autobuses de Burgos. De esta forma, MAN alcanza las 11 unidades circulando por la capital burgalesa, de un total de 62. Los 11 buses de MAN, todos ellos de gas natural, son casi la mitad de las unidades de gas con las que cuenta la ciudad (un total de 26).

Disponen de tres puertas, doble rampa y adaptación al sistema telemático y de monética de la compañía burgalesa. Esta nueva adjudicación reafirma la confianza de la compañía en MAN y el buen rendimiento que ha obtenido con los ocho vehículos que ya forman parte de su flota.

“Es la mejor oferta de las que se han presentado, según los criterios establecidos en el SMYT”, reconoce la gerente del servicio de movilidad y transportes del Ayuntamiento de Burgos, Patricia Cecín, añadiendo que MAN “cumpliendo con los estándares fijados por la política que el Ayuntamiento está llevando a cabo: todas las compras de vehículos, de cualquier tipo, deben contar con propulsión alternativa al diésel”. Iniciativa que se ve reforzada por el hecho de que Burgos cuenta con una explotación propia de GNC desde el año 2000.

Carlos Olalla, responsable de la Sección de Material, afirma que “nos decantamos por los autobuses MAN de gas natural en diciembre de 2016 y ya tenemos 11 unidades. Hasta la fecha, no presentan problemas significativos, con escasa paralización y buen rendimiento. Están realizando de media cerca de 68.000 km/año. El sentir general de los conductores y usuarios en general, es bastante positivo con relación a la comodidad y rendimiento, reduciendo notablemente las emisiones contaminantes y acústicas con relación a los vehículos diésel”.

Olalla concluye afirmando que “se aprecia una notable mejoría en cuanto a la disminución de la paralización y rendimiento de éstos vehículos MAN de GNC con relación a las primeras unidades de otra mara que se incorporaron en el año 2000, por lo que se deduce que se ha trabajado por parte de los fabricantes en este tiempo en la evolución de la tecnología de estos vehículos. La idea es seguir incorporando vehículos de GNC a nuestra flota”.

Por Mayte Rodríguez López