El transporte de viajeros madrileño protesta por la falta de diálogo para la creación de Madrid Central y las repercusiones negativas que esperan para las empresas

La creación de Madrid Central sin consenso con las empresas de transporte discrecional de viajeros que realizan parte de su actividad profesional en la capital, ha generado malestar en el transporte de viajeros en autocar, generando las protestas del Comité Madrileño de Transporte, AETRAM, SLT y DIREBUS, entre otras.

De hecho, la sociedad creada este mismo año, DIREBUS, para defender los intereses de empresarios del transporte y que suma ya 45 empresas asociadas y unos 500 autobuses, realizó este pasado lunes una marcha de protesta a la que se sumaron unos 300 autocares, que circularon por las calles más céntricas de la capital. Además, Direbús tiene previsto realizar nuevas movilizaciones para el próximo 13 de diciembre, como anunciaba su presidente, Alfonso Taborda, que, por otro lado, no descarta otro tipo de movilizaciones en defensa del sector discrecional, muy afectado por su excesiva regulación y competencia desleal.

En la misma línea se posiciona la asociación de empresarios del transporte discrecional madrileño, AETRAM, que en un comunicado mostraba su apoyo a los transportistas que se quejan por las medidas del ayuntamiento madrileño. La asociación nos indica que ya había trasladado con contundencia al Ayuntamiento de Madrid que la imposición de estas normas podría provocar manifestaciones espontaneas de diversos colectivos de afectados, como así ha ocurrido.

También el SLT, Sindicato Libre de Transporte, ha propuesto una asamblea general de trabajadores del discrecional para el próximo 5 de diciembre. En opinión de SLT, Madrid Central pone en peligro puestos de trabajo en el sector discrecional. “Desde SLT vemos que esto es un ataque más a los trabajadores del discrecional, que ven como no se les tiene en cuenta para nada por parte del consistorio. Ni siquiera nos han llamado para explicarnos nada, simplemente lo han hecho y punto, sin tener en cuentas las consecuencias laborales de muchas familias que viven de este sector”, afirma José María Cazallas, Secretario de Organización de SLT.

La falta de diálogo del Ayuntamiento con los sectores implicados en la movilidad de personas y mercancías ha sido criticada especialmente por el Comité Madrileño de Transportes.

Una iniciativa que empieza hoy, Madrid Central, y cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida reduciendo el nivel de emisiones contaminantes, objetivo en sí mismo apoyado por todos los sectores.

En Madrid, unos 3000 autocares realizan cada día servicios discrecionales, según informa AETRAM, y mientras los autobuses de EMT no cuentan con limitaciones en los accesos, no ocurre lo mismo con los viajeros que usan el transporte discrecional en estos autocares, indica esta asociación.

Por Mayte Rodríguez López