Castilla y León lanza un proyecto decreto que propone la reserva de plazas del servicio regular para escolares

La Junta lleva a un decreto el transporte mixto con el que aplicará nuevas normas de seguridad para menores y dará una respuesta a la «ruralidad» del territorio. Las rutas de autobuses de servicio general, los conocidos como autobuses de línea, tendrán que reservar asientos para los escolares que no podrán poner a la venta y evitar así duplicidades entre las rutas de los colegios y los transportes generales.

Un decreto de la Junta de Castilla y León recogerá el modelo de reserva de plazas en el transporte público regular de viajeros de uso general para el servicio escolar, que en todo caso tendrá que aplicar la normativa prevista para estos últimos y las condiciones de seguridad para menores.

De esta forma, los vehículos tendrán que disponer de asientos equipados con cinturones u otros sistemas de retención homologados.

Fomento explica que esta regulación pretende dar una respuesta «eficiente» a la «ruralidad» del territorio y a la baja densidad de población. De igual forma sostienen que los autobuses dedicados al transporte escolar en ocasiones no van «completos» o incluso coinciden prácticamente en horario y núcleos de población con el autobús que realiza el transporte regular de uso general y en el que igualmente hay plazas libres.

Por Mayte Rodríguez López