Sáb. Oct 1st, 2022

En muchos países, los autobuses y autocares están formados por dos componentes: el chasis y la carrocería, una superestructura producida por fabricantes especializados. Con las nuevas funciones incorporadas al chasis OC 500 de Mercedes-Benz para motores Euro 6, Daimler Buses incorpora a sus chasis novedades tecnológicas de primer orden.

Con el sistema de frenado de emergencia Active Brake Assist 5 y el asistente de giro Sideguard Assist, se introducen sistemas de asistencia fundamentales. Significativa es además, la reducción
considerable del consumo de combustible conseguida.

Por otro lado, los conductores disponen de los sistemas de conducción más modernos. Por último, los carroceros cuentan con más funciones para incorporar en la carrocería.


La nueva generación de chasis está disponible en las variantes OC 500 RF (Raised Floor) y
OC 500 LE (Low Entry). Los chasis, que ya se fabrican en la planta que la marca tiene en
Sámano (Cantabria), se presentarán al público en la feria FIAA del 18 al 21 de octubre en
Madrid.


Máxima seguridad: Active Brake Assist 5 y Sideguard Assist
En el corazón de la nueva generación de la familia de chasis OC 500 de Mercedes-Benz se
encuentra una nueva estructura eléctrica y electrónica que constituye la base de los nuevos
sistemas de asistencia, entre otras cosas.

Presentado por Mercedes-Benz en 2008, la quinta generación del Active Brake Assist, que no
ha dejado de desarrollarse desde entonces, alcanza un nivel de rendimiento superior. Por
primera vez, el ABA 5 funciona con una combinación de sistema de cámaras y radar. Dentro
de los límites del sistema, el asistente a la conducción puede realizar un frenado en seco
automático y detenerse por completo ante obstáculos fijos o móviles. Además, el ABA 5 es el
primer asistente de frenado de emergencia para autobuses que puede realizar un frenado en
seco automático al detectar personas en movimiento.


Una función adicional del Active Brake Assist 5 es el Tempomat con regulación de distancia
por radar (ART), que está disponible como opción en el chasis OC 500 RF. Este equipo ayuda
al conductor en autopistas y autovías. Si el sistema de asistencia detecta un vehículo más
lento delante, frena automáticamente hasta que se alcanza una distancia en función de la
velocidad preseleccionada por el conductor que el sistema mantiene de forma constante.

Con la función adicional «Stop-and-Go» (tráfico lento), se amplía el rango de velocidad del ART
hasta la parada, siempre que esté equipado con el cambio automatizado Mercedes GO 250-8
PowerShift. Si el vehículo se detiene solo durante un breve periodo de tiempo, el autobús
vuelve a arrancar automáticamente cuando se pone en movimiento el vehículo precedente.

Entre los nuevos equipamientos de seguridad del chasis OC 500 también se encuentran el
asistente de giro Sideguard Assist (opcional) para la detección de personas. Ayuda al
conductor en giros y protege a los usuarios de la vía más vulnerables, como peatones o
ciclistas. El corazón está formado por dos sensores de radar de corto alcance en el lado
derecho. Si hay un objeto en movimiento en la zona de vigilancia, en el lado derecho, a la
altura de la vista del conductor, se ilumina un LED en forma de triángulo amarillo. Si lo
sensores detectan peligro de colisión, las luces LED parpadean varias veces en rojo con una
mayor intensidad y, tras dos segundos, se quedan iluminadas en rojo. A esto se añade una
advertencia por vibración en el asiento del conductor. El Sideguard Assist advierte también
de obstáculos fijos en la curva al girar. El Sideguard Assist está disponible para todos los OC
500.


Máxima rentabilidad: considerable reducción del consumo de combustible
Gracias a un conjunto de medidas, los desarrolladores han sido capaces de reducir aún más
el ya reducido consumo de combustible y, con ello, las emisiones de forma notoria.
El sistema inteligente predictivo y opcional Tempomat Predictive Powertrain Control (PPC) es
de gran importancia en este sentido. Integra un estilo de conducción adaptado a la topografía
de la ruta prevista, y permite de ese modo un ahorro notable del combustible en combinación
con una estrategia precisa de selección de las marchas.

El PPC acelera el vehículo de forma previsora, aprovecha activamente las fases de rodaje y adapta automáticamente la marcha a la topografía y a los eventos del trayecto. Para ello, el Predictive Powertrain Control utiliza el sistema de localización basado en satélite y mapas tridimensionales de alta precisión.

Con su material cartográfico ampliado, la última generación de PPC cubre ahora, además de
autopistas casi todas las carreteras Europa. El PPC guía al conductor por carreteras
nacionales, tiene en cuenta cruces y rotondas y está interconectado con el tempomat con
regulación de distancia.


El PPC evita frenar, acelerar o cambiar de marcha innecesariamente en trayectos interurbanos con curvas y, de este modo, ayuda al conductor a conducir con poco desgaste y ahorrando combustible. En caso necesario, el conductor puede prescindir en cualquier momento, del PPC frenando o accionando el pedal acelerador. Él sigue siendo responsable de la conducción del autobús. El requisito para el sistema PPC con todas las prestaciones es el cambio automatizado Mercedes GO 250-8 PowerShift.


Los detalles también reducen el consumo de combustible. El control inteligente de la red de a
bordo con sensor de la batería hace que las baterías se carguen preferentemente durante la
marcha por inercia o al frenar. El sistema de control de la presión del neumático TPM (Tire
Pressure Monitoring System) muestra la presión actual de cada neumático y avisa de las divergencias con respecto a la presión idónea. Esto reduce el desgaste en los neumáticos,
tiene un efecto positivo en el consumo de combustible y evita daños de riesgo en los neumáticos.


El cambio automático con convertidor de par ZF Ecolife 2 en los chasis OC 500 LE y el OC
500 RF de dos ejes también reduce el consumo de combustible.


Todo esto y otras medidas conllevan una reducción significativa del consumo de combustible
y, por tanto, de las emisiones. En un chasis, es evidente: el valor exacto también depende, en
última instancia, de la carrocería y del uso del autocar.


Daimler Buses considera la rentabilidad como un todo. Por este motivo, todos los chasis de la
nueva generación están equipados de serie con la caja telemática «Bus Data Center», que
funciona como unidad de transmisión de multitud de datos. Esto hace posible el acceso a
todos los servicios digitales de Omniplus ON. Omniplus ON interconecta el vehículo con el
conductor, con la empresa y con el Servicio Posventa, y crea a partir de aquí un valor añadido
para el cliente. Los servicios básicos gratuitos aumentan la transparencia en relación con
datos importantes de la flota. Omniplus Uptime supervisa y verifica de forma permanente los
sistemas del vehículo.


Además de la tecnología, el conductor también es el centro de atención. El nuevo sistema de
asistencia opcional Driver Score evalúa el modo de conducción según numerosos
parámetros. El sistema de asistencia proporciona al conductor información actual sobre su
forma de conducir. El conductor puede consultar los datos correspondientes durante la
marcha o posteriormente en el visualizador. En caso de desviaciones considerables con
respecto a la forma de conducción ideal, el conductor recibe indicaciones para optimizar su
actividad.


Manejo intuitivo: instrumentos con una disposición ergonómica, freno de estacionamiento electrónico.
Tradicionalmente, los autobuses y autocares Mercedes-Benz tienen muy en cuenta al conductor. Esto también se refleja en los chasis de nueva generación. Esto empieza ya al arrancar el motor, ya que una llave multifunción sustituye a la llave de contacto convencional. El equipamiento del puesto de conducción incluye un volante multifunción. También se monta un sensor de lluvia y luminosidad. Otra novedad es el sistema de instrumentos con disposición ergonómica, que incluye el visualizador central. Al igual que el volante multifuncional, este procede de un conocido compañero de la marca, el Tourismo.


El freno de estacionamiento electrónico de serie forma parte del tablero de instrumentos. El
freno conjuga un manejo sencillo con la seguridad. El conductor activa manualmente el freno
de estacionamiento tirando de la palanca o pulsando la tecla «P». Puede desactivar el freno
de estacionamiento pisando el pedal acelerador o bien volviendo a pulsar la tecla «P».
Opcionalmente está integrada una función Hold, que se activa pisando a fondo el pedal de
freno con el vehículo parado. El freno no se suelta hasta que el conductor vuelve a pisar el pedal acelerador. Al arrancar en pendiente, el sistema asiste al conductor con la ayuda para la puesta en marcha integrada de serie. Finalmente, el freno de estacionamiento se activa automáticamente cuando el autobús está parado y el conductor desconecta el encendido. Así, el autobús queda asegurado.


Otras funciones: las carrocerías pueden utilizar características adicionales.

La nueva generación de chasis se ha mantenido prácticamente sin cambios en cuanto a mecánica y módulos. Una novedad es una interfaz adicional entre el chasis y la carrocería a través del sistema de datos CAN Bus, que permite funciones e indicaciones adicionales. Esto
incluye, por ejemplo, un bloqueo de arranque con la puerta abierta, indicaciones sobre tapas
de maletero abiertas en el tablero de instrumentos o un aviso de puerta abierta de la cabina
del conductor en el chasis Low Entry.


Amplia selección: un chasis, muchas variantes.

Con sus variantes, la nueva generación de chasis cubre casi todos los usos. El OC 500 RF de
Mercedes-Benz: chasis de dos y tres ejes para autocares de piso elevado con motores
Mercedes-Benz OM 936 y OM 470, un abanico de potencia de 220 kW (299 CV) a 335 kW
(456 CV) y opciones de cambio desde el cambio manual Mercedes GO-190, pasando por el
cambio automatizado Mercedes GO 250-8 PowerShift, hasta el cambio automático con
convertidor de par ZF Ecolife 2. El OC 500 LE: chasis de dos ejes para autobuses Low Entry,
con motor Mercedes-Benz OM 936, potencia de 220 kW (299 CV) o 260 kW (354 CV) y
cambio automático con convertidor de par ZF Ecolife 2.


Todas las versiones del OC 500 están disponibles como vehículo con volante a la derecha y a
la izquierda, todos los motores corresponden al nivel de gases de escape actual Euro VIe.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.