Lun. Jun 21st, 2021

Representantes de las junta directivas de UNIBUS JAEN – DIREBUS GRANADA se reunieron el pasado 29 de marzo en GRANADA para analizar la situación de estas dos provincias.

Estas asociaciones comparten la preocupación ante la situación tan crítica que están atravesando todas las empresas en su extensión a los 3 segmentos del sector discrecional, regular y regular de uso especial. En el segmento regular de uso especial esgrimen que ya ha pasado más de un año desde que se declaró el primer estado de alarma que abocó a las suspensión de los contratos que tenían de transporte escolar con APAE de 14 de marzo 2020 a 30 de junio de 2020.

Los presidentes de ambas asociaciones Raúl Gil  «UNIBUS JAEN» y Rubén Muñoz «DIREBUS GRANADA», añaden que en el mes de noviembre de 2020 se traslada por parte de esta Agencia Pública que la prioridad en estos momentos era la valoración de las indemnizaciones que corresponden a los afectados porque entienden siendo este punto preferente y urgente para dotar de liquidez a las mismas al ser un servicio considerado esencial. «Aparentemente no parece ser que así sea», afirman, «ya que pasado nuevamente otros cinco meses desde que todas las empresas aportasen las documentación necesaria para justificar los gastos, aparentemente las preferencias de esta administración han cambiado nuevamente siendo esta la de preparar una nueva licitación de transporte escolar que a este paso y ante la insolvencia económica, desatención manifiesta sufrida de manera reiterada en el pago de estas indemnizaciones no saben que empresas podrían estar en un futuro en posibilidad de concursar», reiteran dichos representantes.

En el segmento discrecional y turístico que abarca al 97 % de empresas que operan en estas provincias, estando con domicilio fiscal todas ellas en Andalucía, empresas de carácter familiar, las asociaciones calculan unas pérdidas de más de 200 millones en las provincias Granada y Jaén, con más del 95 % de empresas abocadas al ERTE y una “falta de ayudas total por parte de las administraciones”.

Y añaden: «No hay que olvidar que Andalucía es una de las comunidades punteras en el Turismo y que el peso del transporte de viajeros por carretera es esencial en todo momento, ya que diversifica la riqueza llegando a cualquier rincón, siendo nexos de unión con Ciudades, pueblos, puerto, aeropuertos, agencias de viajes, restaurantes, hoteles, museos, guías turísticos y un largo etc.»

Según indican en un comunicado dichas asociaciones, «la situación puede llevar al transporte discrecional y turístico a un estado de quiebra técnica si no se toman medidas de inmediato».

“Con casi el 100% de cancelaciones en el discrecional, el sector no ha dejado de recibir varapalos, como la falta de apoyo de las Administraciones, tanto nacional como regional, o como la falta también de una mayor flexibilidad del sistema bancario”, señalan.

Según el INE, en estas provincias se ha paralizado el transporte discrecional en un 90 % en 2020. “Estos factores, junto a que las ayudas directas a las empresas no terminan de llegar, están acelerando el hundimiento de un sector clave en la industria turística de Málaga y Andalucía”, denuncian los responsables de «DIREBUS GRANADA Y UNIBUS JAEN».

Por último, las asociaciones no olvidan al segmento regular «que vertebra todo nuestro territorio. Los tres tramos de compensación del desequilibrio económico finalizado ya el 2020 no están abonados a los operadores y en algunos casos las valoraciones de estos no se aproxima ni en un 20% a los gastos reales sufridos, lo que está abocando a que se esté dejando desiertas algunas de estas concesiones, estimando que para el próximo verano muchos operadores dejen de prestar servicios». indican.

A ello, según indican, hay que añadir la inseguridad de este primer trimestre de 2021.

«Los hechos arriba relatados en los cuales la mayoría de competencias de los mismos están atribuidas y derivadas a la Comunidad autónoma Andaluza hace que esta desprotección de sus empresas los dejen desfavorecidos respecto al resto del territorio nacional lo que a buen seguro nos hacer ser menos competitivos de cara al resto en licitaciones futuras», indican los representantes de las asociaciones.

«En estas dos provincias hay más de 110 empresas y 1.500 trabajadores en este sector, que es uno de los que mayor empleo genera durante todo el año, junto con el hecho de que, tradicionalmente, la mayoría son empresas familiares. La situación es nefasta a nivel de empleo, pero también en el ámbito del mantenimiento económico y social de dichas familias”, concluyen las asociaciones.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *