Lun. Oct 18th, 2021

Scania es conocida por su amplia gama de opciones de cadenas cinemáticas de bajas emisiones de carbono y ahora presenta un nuevo motor de gas de 13 litros que funciona tanto con gas natural, como con biogás en estado comprimido o líquido, así como nuevas opciones de depósito.

El nuevo motor permite a los operadores de transporte dar grandes pasos hacia la sostenibilidad. «Nuestro motor de gas de 13 litros y las nuevas opciones de depósito facilitan a los operadores de transporte el cambio al biogás sin problemas de autonomía y sin dejar de proporcionar la potencia necesaria para cualquier operación. Otra ventaja es que no requiere una gran inversión», declara Jonas Strömberg, director de sostenibilidad de Scania buses y autocares.

Actualmente, el biogás se utiliza en forma comprimida principalmente en autobuses urbanos y suburbanos, automóviles y vehículos de transporte ligero, pero hasta ahora ha sido una opción menos competitiva para vehículos pesados de larga distancia. En los últimos años se han desarrollado tecnologías que permiten refrigerar el biogás para convertirlo en líquido, lo que también lo hace más denso energéticamente. Esto facilita el uso del gas para el transporte pesado. Ya es una realidad en los autocares Scania gracias a las nuevas opciones de motor y depósito. «El biogás será una de las herramientas clave para la descarbonización del transporte pesado, especialmente para operaciones de larga distancia y trayectos interurbanos. La mitad de la flota de gas de transporte pesado de Europa podría funcionar con biogás en 2025», afirma Jonas Strömberg. La expansión de la infraestructura de depósitos para el gas licuado en Europa también está en marcha.

Scania ha estado desarrollando motores para gas comprimido y licuado durante más de un siglo y ahora pone esta tecnología a disposición de los operadores que necesiten más potencia de motor. El motor admite tanto el gas licuado (GBL/GNL), como el gas comprimido (GBC/GNC), por lo que tiene muchas ventajas: puede utilizar combustibles no fósiles, renovables, producidos localmente que reducen las emisiones. «El biogás no es solo uno de los combustibles con las menores emisiones de CO2, sino que también resuelve los problemas de residuos locales, crea puestos de trabajo a nivel regional y devuelve carbono y nutrientes al suelo. Es economía circular puesta en práctica», añade Strömberg.

Al cambiar a biogás líquido producido localmente como combustible, los operadores reducen su propia huella de CO2 y el de sus clientes en más de un 90%. La calidad del aire en general mejora al reducir las emisiones y los vehículos más silenciosos benefician a los conductores, pasajeros y la tripulación.

Gracias a la posibilidad de utilizar gas licuado y las nuevas opciones de depósito, la autonomía alcanzada será suficiente para cualquier operación de transporte. La combinación de cadenas cinemáticas también permite construir autocares de la misma manera que ya se ha hecho anteriormente con motores diésel.

Además, el motor de 13 litros ofrece la potencia y el par motor de los motores diésel equivalentes, lo que significa que puede hacer frente incluso a los retos más difíciles. Esto lo convierte en la opción de cadena cinemática más sostenible y viable del mercado para los operadores de larga distancia.

Por otra parte, los motores de gas Scania no necesitan aditivos para utilizar el combustible, lo que elimina la dependencia de la disponibilidad de los aditivos al mismo tiempo que se reducen los costes operativos. «Me atrevería a decir que el Scania OC13 es el más ecológico, limpio, inteligente y silencioso, y, quizás lo más importante, es una solución que ya está disponible hoy. ¡Ofrece a los operadores de transporte la oportunidad de dar un gran paso hacia la sostenibilidad aquí y ahora!», concluye Strömberg.

El motor de gas de 13 litros está disponible como opción en el recientemente presentado chasis K de piso alto de Scania. El nuevo chasis ofrece una fantástica facilidad de conducción y fiabilidad, características de Scania, junto con un aumento de la capacidad de carga en el eje delantero en 500 kilos, lo que permite una mejor distribución del peso y una mayor capacidad para pasajeros y equipaje.


El chasis también viene con una suspensión de nuevo desarrollo para mejorar el confort, una nueva zona de conducción de primera clase, así como características de seguridad añadidas y sistemas avanzados de asistencia al conductor. Además, ofrece una reducción significativa del consumo de combustible sin comprometer el rendimiento y es compatible con los nuevos servicios basados en datos que ayudan a aumentar tanto el tiempo de actividad como la seguridad. Para más información sobre el nuevo motor de gas de 13 litros de Scania y las soluciones de Scania para las operaciones de transporte, visite la sala de exposición digital: www.scania.com/travelshowroom

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *