Dom. Abr 18th, 2021

Las gamas Shell Rimula R6 y Ultra son ahora Carbon Neutral, con cero emisiones netas de CO2, para los clientes de Europa, como parte del objetivo de Shell de compensar 700.000 toneladas anuales de emisiones de CO2e2

Shell anuncia hoy que sus lubricantes para motores premium de la gama Shell Rimula R6 son ahora Carbon Neutral, con cero emisiones netas
de CO2, en todas las etapas de su ciclo de vida. Este anuncio coloca a Shell Rimula no solo como la marca líder de lubricantes para motores diésel pesados en los principales mercados globales, sino también como parte de la solución neutra en carbono para flotas de vehículos de carretera y fabricantes de equipos originales. El paso adelante de estos productos premium es fundamental en el compromiso de Shell con un futuro bajo
en carbono que aspira a neutralizar las emisiones anuales de más de 200 millones de litros de lubricantes sintéticos avanzados, cuyo objetivo es compensar lo equivalente a unas 700.000 toneladas anuales de dióxido de carbono (CO2e)2, lo cual equivale a sacar de la circulación más de 340.000 automóviles durante un año.

Gavin Warner, Director General de Sostenibilidad, Ventas Globales de Shell, afirma que «sabemos que nuestros clientes de transporte están buscando formas de reducir sus emisiones netas de carbono mientras continúan haciendo crecer su negocio. Como proveedor líder de lubricantes para motores diésel pesados, desempeñamos un papel esencial para ayudarlos a lograr este objetivo. Nuestra gama premium de Shell Rimula ya ha mejorado el rendimiento de los motores y la eficiencia del combustible; y ahora, al ser Carbon Neutral, con cero emisiones netas de CO2, desde la extracción de la materia prima hasta su reciclaje, también ayudarán a los clientes a alcanzar sus objetivos de reducción de carbono».


Troy Chapman, Vicepresidente de Marketing Global de Shell Lubricant Solutions, dijo:
«Nuestros clientes se enfrentan a importantes desafíos operativos a medida que avanzan en el camino de la recuperación. La pandemia ha afectado sobre volúmenes y precios, obligando a una reducción de costes. Al mismo tiempo, los clientes están tratando de alcanzar unos objetivos climáticos ambiciosos. Shell se ha comprometido a ayudar a sus clientes en la consecución de sus objetivos tanto comerciales como de reducción de
carbono, facilitando que se muevan con seguridad, lleguen más lejos y obtengan ahorros, todo de una forma sostenible».

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *