Mié. May 5th, 2021

Tres nuevas líneas municipales aumentan la oferta de Ruhrbahn, en la zona de Essen: como complemento a la red existente de autobuses y tranvías, las nuevas líneas circulares recorren distancias cortas y, por tanto, suponen una mejora notable para los residentes de los tres municipios del sur de la gran ciudad del área del Ruhr, con cerca de 600.000 habitantes. Para este nuevo servicio, la empresa Ruhrbahn utiliza seis minibuses modernos, sin barreras y de bajas emisiones del modelo Mercedes-Benz Sprinter City 75.

El origen de esta media docena de minibuses municipales pintados en un llamativo amarillo no está muy lejos: Daimler Buses fabrica sus minibuses en Dortmund. Estos prácticos y esbeltos minibuses son idóneos para su uso como autobuses municipales. Circulan por calles estrechas y curvas cerradas, abriendo vías de transporte para el transporte público de cercanías que, de otro modo, solo serían posibles para los turismos. En Essen, la empresa Ruhrbahn apuesta por el modelo de alta gama Sprinter City 75, de 8,5 metros de largo y una práctica anchura de 2,1 metros. Son la unión entre los minibuses con estrella y el autobús urbano
más vendido de Mercedes-Benz, el Citaro. En la versión para Ruhrbahn, el
Sprinter City 75 ofrece hasta 33 plazas para pasajeros gracias a su masa
máxima autorizada de 6,8 toneladas.

Los pasajeros acceden cómodamente al minibús a través de una puerta oscilante al exterior de doble anchura en la parte delantera. La amplia zona de suelo bajo la mitad delantera está equipada de forma especialmente flexible: en ella hay tanto un asiento doble montado de forma fija como numerosas plazas para pasajeros de pie y un total de cinco asientos plegables a lo largo de las paredes laterales. Los pasajeros con movilidad reducida pueden acceder a bordo de forma sencilla con la ayuda de una rampa plegable. También cuentan con una zona para silla de ruedas en el lado izquierdo en el sentido de marcha. A través de dos peldaños planos, los pasajeros pueden pasar a la parte trasera, donde hay otros doce asientos y una puerta de salida.

Ruhrbahn da una gran importancia al confort de sus pasajeros: las superficies de los asientos y los respaldos cuentan con un agradable acolchado y están tapizados con una bonita tela azul. Además, los pasajeros pueden cargar sus dispositivos móviles en las tomas de conexión USB instaladas en todos los asientos y en la zona de piso bajo.

Asimismo, el compartimento de pasajeros está totalmente climatizado. Su sistema de climatización del techo impulsa hasta 1.000 metros cúbicos de aire del exterior filtrado por hora, lo que supone que el aire del habitáculo se renueva por completo con una frecuencia inferior a dos minutos. También cabe destacar el monitor de 29 pulgadas del sistema de información para los pasajeros.

El personal de conducción también es la prioridad. Los minibuses de Ruhrbahn forman parte de los primeros modelos del Sprinter City 75 con una nueva mampara de cristal para el puesto de conducción. Algo de información de trasfondo. De forma inevitable, los conductores de los autobuses están frecuentemente en contacto directo con los pasajeros. Por ese motivo, durante la pandemia de la COVID-19, el nuevo puesto de conducción cerrado cobra especial importancia. Protege al conductor del riesgo de contagio, pero permite la compra de billetes a través de una ranura para cobro y garantiza la transparencia y el contacto visual con el conductor gracias al acristalado de la mampara. El puesto de conducción también está totalmente climatizado. El sistema de climatización de serie para el conductor proporciona un máximo de 500 metros cúbicos de aire del exterior filtrado por hora, de modo que el aire del puesto de conducción se renueva por completo en ciclos de un minuto. Con los faros LED High Performance, el volante de cuero multifunción, el sensor de lluvia, la conexión automática de las luces de cruce y la cámara de marcha atrás, así como el sistema multimedia MBUX, los nuevos minibuses cumplen los requisitos más exigentes también desde el punto de vista del conductor.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *