Jue. May 19th, 2022

La empresa de movilidad Alsa informa que acaba de poner en circulación el primer autobús 100% eléctrico Clase II, que presta un servicio interurbano de Cercanías en España. Concretamente, el autobús cero emisiones operará en la línea 713, que une Madrid (Plaza de Castilla) con la localidad de Tres Cantos, en un recorrido de 22 kilómetros.

Lo que hace posible la puesta en marcha de este autobús en esta línea es la gran autonomía del nuevo vehículo, y la tecnología que se aplica al consumo y la recarga, logrando que circule más de 200 kilómetros sin necesidad de paralizaciones para cargar las baterías. Dicha recarga se realizará en el centro de operaciones de Alsa en Tres Cantos.

El autobús se presentó este pasado martes 15 de enero en el Ayuntamiento de Tres Cantos con la presencia del consejero de Transportes e Infraestructuras de la CAM, David Pérez; del alcalde de Tres Cantos, Jesús Moreno; y del consejero delegado de Alsa, Francisco Iglesias.

Aunque estos autobuses eléctricos ya empiezan a ser habituales en servicios urbanos, hasta ahora ninguno 100% eléctrico circulaba en una línea interurbana en España, por lo que, en palabras de Francisco Iglesias, consejero delegado de Alsa, “nuestro compromiso con la movilidad sostenible, la reducción de emisiones y la innovación es una realidad y no pararemos de liderar esta transición, porque contamos con clientes y socios de primer nivel como el CRTM, con los que estamos alineados y compartimos estos mismos objetivos”.

TECONOLOGÍA DE PROPULSIÓN ELÉCTRICA MEJORADA

Este autobús de Solaris Clase II (interurbano) y de 15 metros, cuenta con un nuevo sistema que permite la recarga de las baterías aprovechando la energía producida en la frenada y en la inercia de las retenciones, lo que hace posible un aumento de la autonomía mientras el propio autobús está en circulación.

Además, la tecnología de propulsión eléctrica posee un 90% de eficacia en cuanto a consumo de energía con respecto al 30% de eficacia de los vehículos de combustión. Gracias a esta mayor eficacia, el consumo es menor que el de los vehículos convencionales.

Otra ventaja de esta tecnología es el menor coste de mantenimiento debido al menor número de piezas y partes móviles que sufren desgaste, por extensión estos vehículos ofrecen mayor fiabilidad. Al ser cero emisiones, este vehículo Clase II, al igual que los eléctricos urbanos, está libre de contaminación acústica, aumentando el confort de los pasajeros y contribuyendo a un ambiente interno y externo mucho más agradable.

Este hito supone un paso más y forma parte del nuevo reto medioambiental de la compañía, que se concreta en el compromiso de que todos los autobuses urbanos operados por Alsa en España serán Cero Emisiones en el año 2035. Este mismo compromiso de flota cero emisiones se formula para el año 2040 referido específicamente a los autocares de largo recorrido.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.