Sáb. Sep 18th, 2021

La Asociación del Transporte y Agencias de Málaga, APETAM, denuncia que la Agencia Andaluza de Educación ha licitado por debajo de costes. También nos indica dicha asociación, que se ha licitado un concurso puente de rutas escolares para los meses de septiembre a diciembre y dos semanas después se ha licitado el concurso plurianual.

APETAM, la Asociación Provincial de Empresarios Transportistas y Agencias de Málaga, señala que en el concurso puente de rutas escolares que ha licitado la Agencia Andaluza de Educación, APAE, para los meses de septiembre a diciembre de este curso escolar, han quedado hasta 7 rutas desiertas.

“Esto se debe a que los concursos que se están publicando salen a unos precios por debajo de costos y muy inferiores a los de salida de los anteriores concursos, aprovechándose la administración de la desesperación que impera en el sector. Con estos precios de salida a los que las empresas tienen que hacer baja para poder competir entre ellas, y además con un precio del gasóleo por las nubes el panorama del sector del transporte de viajeros en Málaga es de ruina económica”, asegura el Presidente de APETAM, Antonio Vázquez.

Además las empresas del transporte de Málaga, manifiestan la ineficacia de la Agencia Andaluza de Educación, APAE, que tras licitar un concurso puente para las rutas escolares para los meses de septiembre a diciembre de 2021, oferta ahora el concurso para los próximos 4 años, a tan solo unas semanas del anterior, con el consiguiente perjuicio para las empresas de transporte que se encuentran al borde de la quiebra.

En las nuevas licitaciones prima sobremanera la cuestión económica para las empresas operadoras, obligándolas a contratar personal a horas sueltas y promoviendo el empleo-basura. Entramos en un círculo de pobreza que jamás sacará a nuestra Autonomía del subdesarrollo. Tampoco se prima la sostenibilidad ambiental ni se valora la adaptación de los vehículos a las nuevas exigencias COVID así como la formación de los profesionales, entre otras cuestiones.

«Esto lleva a que sean auténticas subastas a la baja, dejando los precios por los suelos y perjudicando claramente la calidad del servicio. Ya no se tendrán en cuenta valores como la puntualidad, la atención, la seguridad entre las rutas a los centros educativos, sino sólo las ofertas que las empresas hayan hecho a la Administración», comentó Antonio Vázquez, presidente de APETAM

Este hecho, junto al lanzamiento de contratos puente, por no poder abordar el proceso completo de la licitación antes del inicio de curso “demuestra la ineficacia de la Agencia Andaluza de Educación, APAE, para realizar adecuadamente su trabajo. Parece un ente empresarial más que una administración reguladora que busca la equidad y el bien común. Como muchas otras voces, exigimos que estas cuestiones se aborden directamente desde los funcionarios de la consejería de Educación”, aseguró Vázquez.

Los profesionales del sector tildan esta situación de perjudicial para la calidad del servicio, creando inestabilidad en las empresas e inseguridad a los usuarios. “Además de crear confusión a los escolares y a sus familias, ya que muchas rutas iniciarán el curso 21-22 con una empresa y a mitad del curso es posible que las operen otras empresas diferentes, creando incertidumbre a las empresas que tendrán que posponer sus inversiones y sus plantillas hasta el concurso definitivo y molestias innecesarias a los usuarios. ¿Cómo se arriesga un empresario a renovar flota con un concurso de solo 4 meses?», insistió el presidente de APETAM.

A todo esto se une que hay que hacer unas fianzas sin haber recibido las fianzas de los concursos anteriores y sin haber recibido aún las indemnizaciones por los meses de pandemia, incrementando aún más la descapitalización de las empresas.

El transporte escolar se ha convertido en una pieza fundamental en esta pandemia para muchas empresas del sector en la provincia de Málaga, ante la ausencia de turismo; y esperan sea la gran esperanza para afianzar la recuperación y volver con fuerza cuando se regenere la industria turística. El transporte discrecional en Andalucía, que ha sido uno de los más castigados por la crisis, acumulando una caída del 85 % en 2020 con 6 millones de viajeros, frente a los casi 33 millones de 2019.

Málaga, como ciudad y provincia turística por excelencia, no ha sido ajena a estos desplomes. En este sentido, y entre las principales demandas que hace APETAM para la subsistencia del sector, se encuentran el impulso de nuevas fórmulas de financiación, un nuevo fondo de compensación para que las administraciones puedan equilibrar el déficit generado por los servicios de transporte en autobús en 2021, junto con programas de ayudas directas que garanticen la continuidad del sector.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *