Dom. Abr 18th, 2021

La firma holandesa presenta un Microbús urbano diseñado para un transporte ágil y sostenible dentro del casco urbano de grandes y pequeñas poblaciones. Un vehículo completo, de acabado sobrio que se ha carrozado sobre la base de Mercedes-Benz Sprinter y que Carril Bus ha analizado en una prueba dinámica como toma de contacto.

MidCity es un vehículo sólido, con gran sensación de espacio interior, muy luminoso gracias a sus grandes ventanas panorámicas, terminaciones de gran calidad con materiales resistentes,  fáciles de limpiar y a la vez equipado con todo lo necesario para realizar un servicio de transporte urbano completo.

Existen diferentes versiones y configuraciones para Midcity, siendo posible llevar hasta 30 pasajeros más conductor existiendo diferentes configuraciones de plazas sentadas o de pie además de diferentes longitudes y distancias entre ejes que dan más opciones  a la hora de elegir la versión más idónea para cualquier trazado urbano.

El vehículo de prueba tiene un motor de 143 CV y caja de cambios automática de 7 velocidades última generación (Tecnología Mercedes-Benz), con unas prestaciones muy adecuadas para el tráfico diario del casco urbano de cualquier ciudad o población. Se consigue una especial sensación de espacio acompañado de un gran confort de marcha y la zona central de piso bajo es amplia dejando un espacio cómodo tanto para pasajeros como para una silla de ruedas que adicionalmente tiene su sitio ya acondicionado, esto es gracias a un alargamiento entre ejes de 700 mm realizado en la fábrica de VDL/Venlo ubicada en Eindhoven (Holanda).

El MidCity tiene además una puerta corrediza de accionamiento eléctrico de acceso para pasajeros especialmente ancha de 1.240 mm. Esto le convierte en el microbús con el acceso más ancho de este segmento lo cual garantiza un flujo de pasajeros rápido y fácil, este mismo acceso está equipado con una rampa manual de fácil manejo y acceso para PMR.  

Juan Carlos Casas, nuevo responsable comercial de la marca, nos explicaba la diferentes aplicaciones y posibilidades de este vehículo, siendo su plazo de entrega unas seis semanas desde su pedido, ya sea en compra o en alquiler, la nueva opción que se introdujo este mismo año para facilitar la continuidad de los negocios de muchos transportistas españoles y europeos.

Hablamos de un vehículo de uso urbano al que no le falta ningún detalle y cuya estética le aporta una cierta sofisticación. La suspensión es de ballesta que asegura el buen funcionamiento de un vehículo pensado para un gran trote diario, no obstante existe la opción igualmente de suspensión neumática.

El Midibús puede adquirirse en diferentes versiones, además del diésel, como son la de gas o la eléctrica.

Las butacas son un diseño exclusivo para VDL, prácticas y muy ligeras, permitiendo además una colocación simple que facilita la limpieza del interior del vehículo.

El asiento original de conductor es regulable, cómodo, envolvente y con apoyabrazos, volante regulable, elevalunas y retrovisores eléctricos, micrófono tipo flexo, equipo de audio con bluetooth, control de carril, ayuda al arranque en pendiente, así como una excelente climatización independiente, garantizan el confort del conductor.

Los sistemas de seguridad activa son de última generación al igual que las soluciones de conectividad, que incorpora un sistema de llamada de emergencia y gestión de averías.

Opcionales

En los opcionales podemos contar con diferentes motorizaciones de MB, como la 516 o 519 CDI y potencias que van desde los 143 (514CDI), a las163 y 190 CV en las versiones mencionadas. También puede llevar paneles de ruta traseros y laterales, además del frontal; y ventanas de doble acristalamiento, así como techo panorámico, puerta de servicio trasera, climatización reforzada, rampa eléctrica, y varios detalles más.

Vehículo probado


Andrés Illescas durante la prueba del midibús.

Vehículo probado

El vehículo que probamos tenía 14 asientos con 12 plazas de pie y 4 transportines abatibles más conductor, carrozado sobre Mercedes-Benz Sprinter 514 CDI, motor  de 100 kW (143 CV) y un eje delantero reforzado que en el conjunto del vehículo permite un  PMA de 5500 kg.


Buena respuesta, fácil manejo, según palabras del conductor, Andrés Illescas, que recorrió más de 1.700 km desde VDL en Holanda hasta las instalaciones de VDL en Madrid, el consumo medio se situó en 10 litros a una velocidad media de 100 Km/h en vacío.

“Perfecta conducción y confort de marcha para ser un vehículo urbano”.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *