Lun. Dic 5th, 2022

DIREBÚS ESPAÑA traslada a la dirección General de Migraciones propuestas para acelerar la llegada de conductores profesionales sudamericanos para trabajar en el transporte de viajeros por carretera

DIREBÚS ESPAÑA y la Dirección General de Migraciones perteneciente al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, han celebrado una reunión en la cual se ha analizado la escasez en España de personal en la categoría profesional de conductor, principalmente en las PYMES sectoriales de transporte de viajeros por carretera, y la manera de contribuir a atajarlo desde el prisma de la contratación de conductores profesionales sudamericanos, principalmente procedentes de Colombia y de América Latina.

En dicho encuentro, participaron por parte de DIREBÚS ESPAÑA Juan Manuel Gayo (director ejecutivo) y Juan Manuel Sierra (director de relaciones institucionales), mientras que por parte de la Dirección General de Migraciones les recibió Teresa Udaondo (subdirectora general de Gestión y Coordinación de Flujos Migratorios).

Analizando los datos procedentes de la Dirección General de Tráfico en referencia a la evolución del número de permisos de conducir profesionales expedidos, es un resultado objetivo la actual tendencia a la baja, lo que significará que en cinco años pueden llegar a ser insignificantes. Es por ello que, desde el punto de vista migratorio, se le debe dar solución a través de la actual tramitación urgente para modificar el Reglamento de la Ley sobre derechos y libertades de los extranjeros en España, que minoren los actuales procedimientos muy burocratizados y complejos.

Uno de los pilares que se destacan del borrador de Decreto es cambiar el modelo de contratación de extranjeros que aún están en origen, mediante la fórmula de concesión de una autorización provisional de residencia de hasta seis meses (condicionado tanto a la homologación de titulaciones profesionales como a la formación laboral en el sector del transporte por carretera como es la obtención del CAP) para, una vez obtenido, otorgarles una autorización de trabajo y de residencia bajo un esquema de migración circular que facilite el reclutamiento de conductores sudamericanos.

Acabado el trámite de audiencia el pasado lunes 13 de junio, se encuentra actualmente la modificación normativa en un proceso de negociación interministerial. Según quedó claro en dicho encuentro, Migraciones ha dado los pasos para darle celeridad temporal y seguridad jurídica para la contratación de conductores que ya son profesionales en sus países sudamericanos de origen. El problema se basaría en la tipología de CAP que dichos profesionales necesitarían obtener, aspecto sobre el cual la Dirección General de Transporte Terrestre es el competente.

Para DIREBUS ESPAÑA, flexibilizar las condiciones exigidas para conceder permisos de trabajo a conductores profesionales debe lograrse tanto por aumentar el periodo de trabajo actuales de 12 meses de permanencia de los migrantes en España, como que la formación CAP sea suficiente con la modalidad de formación continua de 35h. El Sector es consciente de lo que establece tanto la directiva comunitaria como la normativa nacional CAP, si bien hay justificación y argumento suficiente como para que el MITMA eleve la consulta a Bruselas, y permita que, en vez de cuatro semanas de cualificación inicial, la formación CAP dure una semana o dos fines de semana.

Por poner un ejemplo práctico, un conductor profesional colombiano trae de origen una licencia de conducción de categoría C3, por lo que el canje de notas con nuestro permiso D es automático. Junto con su experiencia en la conducción de autobuses, autocares y microbuses similares con los que cuenta nuestro sector, los conductores colombianos disponen del llamado “Concepto de Aptitud Ocupacional”, nuestro CAP, por lo que con adecuar su formación de origen con nuestra formación continua CAP de 35 horas resulta suficiente. Por último, disponen de un certificado psicosensométrico que le determina su idoneidad en la conducción de un vehículo industrial.

El encuentro bilateral finalizó con el convencimiento que Migraciones facilita reducir la actual burocracia de extranjería, y que el Sector necesita que el requisito de formación se cubra con un CAP de 35 horas y no con uno de 140, por lo que la Direccion General de Transporte Terrestre debe colaborar en pro que este requisito se adecue al objetivo de reducir la escasez de conductores profesionales.     

Por M1A2Y3T4E5

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *