Dom. May 19th, 2024

Cuenta con más de 38.000 árboles y cubre un espacio de 90 hectáreas

Hace 10 años, en una sala de juntas en el Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid (Madrid), el entonces director general de Scania Ibérica, Mathias Carlbaum, firmó un acuerdo de colaboración con el concejal del Área de Ciudad Sostenible de Rivas, Fausto Fernández Díaz, por el que Scania se comprometía a plantar un árbol por cada vehículo vendido en España y Portugal durante los siguientes cinco años en el término de este municipio madrileño.

Esa firma supuso el nacimiento del Bosque Scania, un espacio verde junto a la A3 en el corazón de la Península Ibérica, que se iba a construir gracias a la confianza de los clientes de Scania en España y Portugal. Tras los 5 primeros años y unas expectativas de plantar 12.000 árboles, el acuerdo se renovó y continúa con todas las expectativas superadas.

Cuando iniciamos este proyecto bajo el nombre “Un Scania, un árbol” jamás pensamos que iba a llegar tan lejos ni que iba a tener esta increíble acogida entre nuestros clientes. Hoy, 10 años después de su nacimiento, el Bosque Scania es un espacio enorme, con más de 38.000 árboles. Solo podemos dar las gracias a todos por la confianza que depositan en nosotros cada día. Este espacio es suyo; nos han ayudado a hacer realidad un proyecto muy bonito y que va a seguir creciendo en su apuesta por Scania”, comenta Sebastián Figueroa, director general de Scania Ibérica.

Una década en cifras

Los números de este proyecto de la marca sueca son enormes. El Bosque Scania ocupa un área de 90 hectáreas en el Parque Regional del Sureste, en el que hay plantados 38.243 árboles, lo que supone una fijación de 64.043 toneladas de CO2. Este es el objetivo principal de este proyecto: reducir el impacto ambiental que tiene la actividad del transporte. Una aportación más hacia un transporte más sostenible, en la que trabaja Scania, desarrollando motores cada vez más eficientes y con una amplia gama de vehículos propulsados por combustibles alternativos.

Es el personal de la Concejalía de Transición Ecológica del ayuntamiento de Rivas quien se encarga de la elección de los ejemplares. Pinos, almendros, olivos, encinas… especies que están ayudando a recuperar este espacio natural protegido en el centro de la península. Y la empresa municipal de servicios Rivamadrid es la encargada de todos los trabajos de ejecución y mantenimiento posterior del Bosque Scania, incluyendo los riegos en periodo estival. También los empleados de Scania pasan por el Bosque Scania para colaborar en la plantación y el cuidado de estos árboles, en actos organizados por la marca para sus empleados y familias.

Esos más de 38.000 árboles corresponden a otros tantos vehículos de Scania circulando por nuestras carreteras. Cada uno de ellos tiene un distintivo “Un Scania, un árbol”, en la ventanilla del conductor para camiones o en la puerta de acceso principal para autobuses, lo que certifica que hay un árbol plantado en el centro de la Península Ibérica contribuyendo a un entorno más sostenible.

Por Mayte

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *