Sáb. May 25th, 2024
A black sports car on a country road in Oregon.

El vehículo privado y de gasolina continúa posicionándose como la opción preferida de movilidad entre los españoles, según arroja el estudio “Preferencias de movilidad y tendencias de compra 2023”, llevado a cabo por Faconauto, la patronal de los concesionarios, en colaboración con la consultora PwC España.

El estudio fue presentado en una jornada ante los medios de comunicación que ha contado, entre otros, con la presencia de Jaime Moreno, director general de Transporte Terrestre, y Federico Jiménez de Parga, coordinador general de movilidad del Ayuntamiento de Madrid.  

Además, del estudio, con una muestra de 700 personas, se desprende que las preferencias por los vehículos alternativos (híbridos y PHEV) empiezan a ganar peso entre la población, copando la segunda y tercera posición, respectivamente, en un contexto en el que el diésel queda relegado a un cuarto lugar, mientras que el vehículo eléctrico puro (BEV) continúa a la cola. El perfil de las mujeres de entre 18-29 años destaca por tener como primera preferencia al vehículo 100% eléctrico.  

Prácticamente la totalidad de los encuestados (95%) considera al vehículo privado una opción de movilidad “relevante/muy relevante”. Para la mitad lo es el transporte público (53%), así como los servicios de taxi-VTC (51%). Por otro lado, las nuevas opciones de movilidad, como el coche por suscripción (15%), micromovilidad (14%) -que engloba patinetes, bicis, etc.- o el carsharing (13%), evolucionan más lentamente.  

Del estudio, con el que tanto Faconauto como PwC España pretenden identificar las tendencias y cambios en el comportamiento de compra de los usuarios en España, también se concluye que la principal barrera para acceder a un vehículo puramente eléctrico es el alto coste de su adquisición, seguido de otros factores como la autonomía, la ausencia de electro gasolineras o de ayudas para su compra, y la débil infraestructura de carga. De hecho, un 60% de los usuarios consultados considera “nada efectiva” o “poco efectiva” los actuales programas MOVES destinados a la ayuda a la compra de vehículos alternativos o a la instalación de puntos de carga.

Por Mayte

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *