Vie. Dic 2nd, 2022

La patronal CONFEBUS tendrá una activa participación en la Feria, que organiza IFEMA MADRID, del 18 al 21 de octubre próximos

La Feria Internacional del Autobús y el Autocar, FIAA 2022, líder de esta industria en el sur de Europa, contará con la presencia de la práctica totalidad de las asociaciones de este sector en España, incluida CONFEBUS, la Confederación Española de Transporte en Autobús. El certamen, organizado por IFEMA MADRID y que se desarrollará del 18 al 21 de octubre próximos, acoge a un sector integrado por 2.844 empresas, -según datos de Confebus relativos a 2019- con una facturación de 6.000 millones de euros, y con capacidad de generar 95.000 empleos. Una industria, que cuenta con 41.527 vehículos, de los cuales, más de 15.000 son interurbanos, y que logra conectar a más de 8.000 poblaciones.

Precisamente FIAA pondrá de relieve la capacidad del transporte en autobús como principal eje vertebrador y garantista universal de la movilidad en España. Es el modo de transporte colectivo con mayor nivel de cobertura del territorio nacional, a través de la red de carreteras. Prácticamente no hay ningún núcleo de población con más de 50 habitantes que no sea atendido, al menos, por una línea de autobuses con horarios, itinerarios y frecuencias establecidos.

Garantizando la movilidad universal y la sostenibilidad

En España, según datos de Confebus, el autobús es el modo de transporte que más conexiones establece en todo el país, siendo clave para garantizar el derecho fundamental a la movilidad y el acceso a servicios básicos del Estado del Bienestar, como son la educación, la sanidad y el trabajo, en todo el país y, especialmente, en el medio rural y en la denominada `España Vaciada´. Con una red superior a los 75.000 kilómetros, conecta diariamente 8.000 núcleos de población y transporta a más de 3.100 millones de viajeros al año, vertebrando el territorio y siendo el único modo de transporte público y colectivo que llega a todos los rincones.

Por otro lado, el transporte de viajeros por carretera juega un papel prioritario en la lucha contra el cambio climático. Cuando se viaja en autobús se está haciendo una importante contribución a la movilidad sostenible ya que cada autobús sustituye a una media de 20 turismos, evitando así la emisión de millones de toneladas de CO2 que se hubieran generado si los mismos usuarios se hubiesen desplazado en su propio vehículo. El autobús es el menos contaminante en términos de emisiones de GEI y el segundo menos contaminante en emisiones de CO2 -68 gramos de dióxido de carbono por pasajero y kilómetro frente a los 104 gramos del vehículo particular.

Un mayor uso del autobús reduciría de forma drástica los problemas de contaminación y las emisiones de CO2, repercutiendo directamente en una mejora de las ciudades, el medioambiente y la salud pública de las personas en general. Al generar menos externalidades negativas, es el modo socialmente más eficiente y se posiciona como agente clave en la lucha contra la congestión, la contaminación, el ruido y el cambio climático, convirtiéndose en columna vertebral de la movilidad sostenible.

El autobús, líder en destinos turísticos

El transporte en autobús, líder en destinos, está estrechamente ligado al sector turismo y sus empresas, pymes en su gran mayoría de componente familiar, resulta fundamental para la cadena y oferta turística (excusiones, congresos, ferias, circuitos, eventos…), así como para garantizar la movilidad de los turistas en nuestro país, ya que, gracias a su capilaridad, el autobús llega a muchos territorios a los que otros modos de transporte no alcanzan.

Además, las empresas del sector son clave para la economía local y el tejido empresarial de las regiones y poblaciones donde se ubican, siendo un elemento fundamental en la creación de riqueza y en la generación de empleo en un país que es el segundo del mundo en la recepción de extranjeros, y ofrecen una actividad fundamental que sirve para dar a conocer y aprovechar el rico patrimonio cultural, histórico, natural y gastronómico de nuestro país.

Transporte escolar

Actualmente, en España circulan alrededor de 17.500 autocares dedicados al transporte escolar, un tipo de transporte que concentra el 13% del total de la facturación del sector del autobús y que transporta a más de 247 millones de alumnos al año (INE: 2019). En ocasiones, el transporte escolar es la única alternativa de movilidad que tienen los estudiantes para acudir a los centros de enseñanza. Además, como medida para mejorar el tráfico y, en consecuencia, reducir los niveles de contaminación de la atmósfera, contribuyendo así a la sostenibilidad medioambiental, resulta fundamental la promoción del transporte escolar, ya que la aglomeración y el colapso de determinadas arterias y vías en horas punta tiene que ver, en gran parte, con el uso masivo del vehículo particular para la entrada y la recogida de los escolares. Siendo además el autobús el modo más seguro de transporte por carretera, el transporte escolar no solo garantiza la movilidad de los estudiantes y la descongestión, sino que su uso garantiza la seguridad de las personas.

El modo más seguro de la carretera

El autobús es el modo de transporte por carretera más seguro, con niveles de seguridad muy similares a los del avión o el ferrocarril. Respecto al vehículo privado, es 20 veces más seguro. Si atendemos al número de fallecidos, participa en menos del 0,2% de los accidentes con víctimas de la carretera. De hecho, la tasa de siniestralidad del autobús es la más reducida de los modos de transporte por carretera. La mejora de la infraestructura, la formación continua de los conductores y la introducción de nuevas ayudas tecnológicas en la conducción, hacen esperar que estos niveles de seguridad se incrementen en el futuro.

Accesibilidad, requisito imprescindible

La accesibilidad se ha convertido en un requisito imprescindible y puede ser determinante para la elección de los viajeros. La presencia en las ciudades de colectivos con dificultades para desplazarse es cada vez más significativa, e incluye las personas que presentan esta dificultad de manera voluntaria – portadores de paquetes, coches de bebé, maletas, etc. Y otras que no. El sector está realizando un importante esfuerzo poniendo a disposición material móvil accesible, adaptando el entorno de las estaciones y la información proporcionada al viajero.

El autobús es capaz de dar una respuesta flexible a las diferentes problemáticas que se presentan en un territorio: por un lado, es capaz de llegar a los lugares donde otros modos no llegan y donde el número de viajeros es reducido, facilitando su movilidad y adaptándose a sus necesidades específicas; por otro, en aquellos lugares donde la congestión de población y medioambiental es un problema, el autobús facilita la usabilidad de las infraestructuras urbanas. La facilidad de despliegue del servicio de autobús y su escaso o nulo consumo de infraestructura específica, le dotan de una versatilidad muy alta desde el punto de vista de la provisión del servicio por parte de las administraciones.

El autobús es tres veces más económico que el vehículo privado o el avión, dos veces más económico que el AVE y 1,3 veces más económico que el tren de larga y media distancia. El modelo concesional español permite tarifas comparativamente mucho más asequibles que otros países con modelos liberalizados.

Por M1A2Y3T4E5

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *