Sáb. Feb 24th, 2024

Por Joaquín Prieto, NUNSYS- Gerente de Negocio Batonroute, NUNSYS

Hoy día es complicado predecir con exactitud cómo será la movilidad urbana y metropolitana en 2030, pero sí se espera que haya varios cambios significativos en la forma en que nos movemos por las ciudades.

Una de las tendencias más importantes es la transición hacia una movilidad más sostenible y eficiente, impulsada por la preocupación por el medio ambiente y la congestión del tráfico. Esto se traducirá en un aumento del uso de medios de transporte limpios y energéticamente eficientes, como bicicletas/scooters/vehículos eléctricos, así como el uso de transportes colectivos que reduzcan de manera significativa las emisiones de CO2.

El transporte público seguirá desempeñando un papel importante en la movilidad urbana y metropolitana, pero es probable que se adapte a las nuevas tendencias y necesidades de los usuarios. Se espera que los sistemas de transporte público sean más eficientes, conectados y accesibles, con tecnologías como el pago móvil y la integración de diferentes modos de transporte en una sola plataforma.

Además, es posible que veamos un aumento en la movilidad compartida y la colaboración entre diferentes actores del transporte, lo que podría llevar a la creación de nuevas formas de transporte público y privado.

También se facilitará el uso de ir caminando (Pedibús) o en bicicleta/patinete (Bicibús) al colegio evitando así la acumulación de coches particulares en las cercanías de los colegios.

En resumen, en 2030 es probable que la movilidad urbana y metropolitana sea más sostenible, eficiente y conectada, y el transporte público seguirá siendo una parte importante de la solución de movilidad en las ciudades.

Pero, ¿qué papel tendrá la tecnología en esto?

La tecnología desempeñará un papel fundamental en la movilidad urbana y metropolitana en 2030 y en adelante. La digitalización y la conectividad permitirán que los sistemas de transporte sean más eficientes, seguros y accesibles para los usuarios.

Por ejemplo, la inteligencia artificial y el análisis de datos pueden ayudar a predecir el flujo de tráfico y optimizar la asignación de recursos de transporte público. La tecnología de sensores y la conectividad pueden ayudar a los usuarios a planificar sus viajes de manera más efectiva, proporcionando información en tiempo real sobre la disponibilidad y el estado de diferentes modos de transporte.

Además, la tecnología también puede impulsar nuevas formas de movilidad, como los vehículos autónomos, que pueden reducir el número de accidentes de tráfico y mejorar la eficiencia del tráfico. Los sistemas de transporte compartido, como los servicios de automóviles y bicicletas compartidos, también se beneficiarán de la tecnología para mejorar la disponibilidad y la accesibilidad de los vehículos.

En resumen, la tecnología jugará un papel clave en la transformación de la movilidad urbana y metropolitana en 2030 y más allá, permitiendo sistemas de transporte más eficientes, conectados y sostenibles para los usuarios.

LAS APPS EN LA TRANSFORMACIÓN DE LA MOVILIDAD URBANA

Las aplicaciones móviles para la gestión de viajeros son una herramienta importante en la transformación de la movilidad urbana. Estas aplicaciones permiten a los usuarios planificar y coordinar sus viajes de manera más efectiva, y también pueden proporcionar información en tiempo real sobre el estado de los diferentes modos de transporte.

Con estas aplicaciones, los usuarios pueden conocer los horarios y las rutas de los diferentes modos de transporte, así como la disponibilidad de vehículos y estaciones en tiempo real. Además, las aplicaciones también pueden ayudar a los usuarios a realizar reservas y pagos de manera más rápida y fácil.

Las aplicaciones móviles también pueden ser una herramienta útil para las empresas y las agencias de transporte, ya que pueden ayudar a monitorear el flujo de tráfico y la demanda de transporte. Con esta información, las empresas y las agencias pueden ajustar los servicios de transporte para satisfacer las necesidades de los usuarios y mejorar la eficiencia del sistema.

En resumen, las aplicaciones móviles para la gestión de viajeros pueden desempeñar un papel importante en la transformación de la movilidad urbana al mejorar la eficiencia, la accesibilidad y la experiencia del usuario, así como proporcionar información valiosa para las empresas y las agencias de transporte.

Por Mayte

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *