Mar. Jul 23rd, 2024

Tres autobuses 100% eléctricos conectarán 4 poblaciones clave de la zona de forma sostenible, con más frecuencia y nueva cobertura horaria.


Sagalés ha presentado, en su sede de La Roca del Vallès, la primera electrificación de una línea interurbana de autobús en el Vallés Oriental. El objetivo de esta iniciativa es mejorar la movilidad pública sostenible, en este caso de la línea 330, que conecta cuatro municipios clave del territorio: Mollet del Vallés, Parets del Vallés, Lliçà de Vall y Granollers.


Las características del nuevo servicio han sido presentadas por parte de la consejera de Territorio, Ester Capella, junto con Ramon Sagalés, consejero delegado de Sagalés. “Con la mejora de esta línea de autobús, que se activará a partir del 25 de marzo, reafirmamos nuestro compromiso por ofrecer un transporte público de calidad y sostenible, incorporando las mejores tecnologías disponibles para minimizar el impacto ambiental”, ha expresado Sagalés.


Nuevos vehículos 100% eléctricos
La línea 330 incorpora a su flota 3 unidades de vehículos interurbanos (Clase II) marca BYD, modelo B-13, de 13,27 metros de longitud y capacidad para acoger a 56 pasajeros (además del conductor), con 45 asientos y 11 plazas de pie. Los nuevos autobuses están totalmente adaptados para personas con movilidad reducida y disponen de una plaza para silla de ruedas.


Son vehículos 100% eléctricos con dos motores de 150 kW en el eje posterior, uno en cada rueda. Cuentan con 12 paquetes de baterías de LFP (liti-ferrofosfato) distribuidos para optimizar su centro de gravedad: 2 en la parte baja posterior, 6 en el techo y 4 más a la altura de la segunda puerta. En total, tienen una capacidad de 422 kWh de energía embarcada y una autonomía real de aproximadamente unos 300 km, con algunas variaciones según la línea de operación.

La comodidad de los usuarios es uno de los factores prioritarios de esta mejora, con tres sistemas de climatización independientes: uno para el conductor, otro para la zona de pasajeros y un tercero para las baterías. Además, los autobuses están equipados con puertos USB en todas las plazas para poder cargar cualquier dispositivo electrónico, y con pantallas en el interior para informar a los usuarios sobre las paradas, combinaciones y otras informaciones de servicio relevantes.


En cuanto al impacto ambiental, los nuevos vehículos realizarán unos 80.000 km anuales, consumiendo hasta 29.000 litros de gasoil y generando 110,18 toneladas de CO2, 302,94 kg de NOx y 7,45 kg de partículas PM10. Teniendo en cuenta el conjunto del servicio, se prevé que los tres vehículos generen 330,54 toneladas de CO2, 908,82 kg de NOx y 22,35 kg de partículas PM10.


Un sistema de carga innovador y eficaz
La electrificación de la línea 330 no solo representa una mejora en la flota, sino que también destaca por una infraestructura de carga innovadora y eficaz. Sagalés ha instalado 3 cargadores de una manga de la marca Jema, modelo SIGMA 150 de Tecnología Vasca, con una potencia de 150 kW. En solo 3 horas, cada cargador tiene capacidad para cargar del 0 al 100% un vehículo, asegurando un servicio eficiente y una rotación rápida.

Para hacer frente al incremento del consumo eléctrico, se ha instalado un centro de transformación de 1.000 kVA, con capacidad para doblar esta potencia y permitir la instalación de más cargadores en el futuro – ya se han preparado las canalizaciones para acoger 9 cargadores más. Con el sistema de gestión Smart Charging se podrán llegar a conectar hasta 20 autobuses eléctricos simultáneamente.


También se han instalado en la sede de Sagalés diversas placas solares con una potencia de producción de energía de 20 kW, que cubrirán las necesidades de suministro de los servicios generales de la nave. Con estas placas, se producirán más de 17MWh al año, lo que supone aproximadamente el 70% de la energía que se consume al día – el otro 30% proviene de la energía verde contratada.


Más frecuencia y nueva cobertura horaria
La iniciativa de Sagalés supone un incremento sustancial de la flota, pasando de dos vehículos diésel a tres unidades totalmente eléctricas, y pretende dar una respuesta positiva a las necesidades de los usuarios, aumentando la frecuencia del servicio y la cobertura horaria, que pasará a estabilizarse en 30 minutos, durante casi todo el día. En 2023, la línea 330 desplazó un total de 209.711 viajeros.


Hasta ahora, la línea se operaba con 20+20 expediciones de lunes a viernes (días laborables), exceptuando el mes de agosto. Con la introducción de los nuevos vehículos, el número de expediciones aumentará a 28+28. Para los días laborables de agosto, se pasará de 10+10 expediciones a 23+23, un total de 26 expediciones más. En cuanto a los sábados, domingos y festivos, que se operaban solo con 6+5 expediciones, pasarán a dotar la línea de 21+21 expediciones los sábados y 19+19 expediciones los domingos.

Por Mayte

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *