Vie. Jul 19th, 2024

• La compañía ha mantenido durante más de diez meses la agresiva iniciativa diseñada para responder a la gratuidad ferroviaria 

• La falta de personal de conducción y otros problemas como la subida de costes general, complica la rentabilidad del negocio 

Monbus deja su campaña de fuertes descuentos en el Eje Atlántico 

• La compañía ha mantenido durante más de diez meses la agresiva iniciativa diseñada para responder a la gratuidad ferroviaria 

• La falta de personal de conducción y otros problemas como la subida de costes general, complica la rentabilidad del negocio 

Lugo, 13 de julio de 2023. Mañana viernes, 14 de julio, finalizará la campaña de descuentos lanzada por Monbus para responder a la iniciativa de distribuir abonos ferroviarios gratuitos en cercanías y media distancia, una campaña para las relaciones de tráfico más relevantes del Eje Atlántico que la compañía ha logrado mantener activa durante algo más de diez meses. 

El sábado 15 dejará de aplicarse el 45% adicional al 50% bonificado por la Xunta de Galicia sobre el precio de los títulos de transporte que correspondía abonar a los usuarios con tarjeta TMG antes del 1 de septiembre de 2022. Por lo tanto, las personas viajeras que utilicen su tarjeta de movilidad en estas relaciones de tráfico disfrutarán de un 50% de descuento y no del 95% que tuvieron estos diez meses. 

La decisión adoptada ahora por Monbus responde, por un lado, a la difícil situación del mercado, con una importante falta de personal de conducción y otros problemas estructurales como la subida de costes general, que de hecho hicieron que en su día la empresa lucense fuera la única en Galicia en aplicar esos fuertes descuentos. 

Monbus había decidido en su día activar el descuento para “proteger” a sus viajeros más fieles, algunos con fidelidad de varias generaciones al bus, al considerar que tenían el mismo derecho que los usuarios del tren a disfrutar de un precio reducido que los ayudara a enfrentarse a la difícil situación económica. Además, la empresa entendía que su decisión respondía también a la necesidad de amparar a su plantilla de trabajadores y evitar que un descenso de viajeros terminara derivando en situaciones de inestabilidad laboral. Pero la necesidad de mantener el equilibrio económico de los contratos y una mínima rentabilidad de la empresa obliga ahora a frenar la campaña. 

Por Mayte

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *