Sáb. May 18th, 2024

Hicid es la empresa concesionaria del servicio de bus urbano, conocido como groguet, y ha incorporado dos vehículos Scania carrozados por Castrosúa en su apuesta por una movilidad sostenible y gratuita en Vila-real.

Groguet es el nombre con el que se conocen los autobuses urbanos que circulan por la localidad castellonense de Vila-real y, desde el pasado mes de noviembre, cuenta con dos buses de Scania propulsados por GNC (gas natural comprimido). Es la apuesta del ayuntamiento de Vila-real por la movilidad sostenible y gratuita, puesto que viajar en estas líneas de autobús no tiene coste para los usuarios.

Somos una ciudad de 53.000 habitantes y hemos hecho una apuesta decidida y consecuente con el medio ambiente y las personas. Estas dos líneas urbanas son gratuitas y son operadas por vehículos a gas, lo que significa que la gente opta menos por el coche particular, ahorrando emisiones a la atmósfera”, asegura Emilio Obiol, concejal de Movilidad del ayuntamiento de Vila-real.

Respuesta ciudadana

Este nuevo servicio de groguet en Vila-real entró en vigor en 2018 tras la remodelación de una antigua línea de bus urbano, que no era muy usado por los ciudadanos. En esta profunda remodelación, se hizo una doble apuesta: la gratuidad del servicio y el uso de vehículos menos contaminantes. “Hicimos un cambio drástico para favorecer la movilidad y quitar vehículos del casco urbano gracias a dos nuevas líneas gratuitas para hacerlas accesibles a todo el mundo”, nos dice Félix Fuentes, técnico de Movilidad del ayuntamiento de Vila-real.

Este cambio del servicio alcanzó también a los vehículos que iban a prestarlo. Junto con la empresa concesionaria del servicio, Hicid, apostaron por vehículos más ecológicos y silenciosos que los anteriores, dos buses Scania propulsados por GNC. “La empresa concesionaria y sus conductores hablan maravillas de los vehículos de Scania: son nuevos, cómodos y muy amplios. Llevan dos plazas para personas de movilidad reducida y su buena maniobrabilidad es fundamental para circular por el entramado de algunas calles”, confirma Félix.

La respuesta de los habitantes de Vila-real ha sido rotunda, ya que en este tiempo el número de usuarios se ha multiplicado casi por 20.

Dos autobuses Scania

Este servicio municipal está operado por Hicid, que pertenece al Grupo Autos Mediterráneo, que adquirió dos autobuses Scania hace unos meses para realizar este servicio. Se trata de dos buses N 280 UB4x2, un chasis de piso bajo con 2 ejes, y carrocería Castrosúa. Cuentan con un motor Euro6 de 9 litros y 280 CV que ofrece un par 1.350 Nm. Están propulsados por GNC y tienen una autonomía de 500 km.

Estos autobuses tienen una longitud de 10,5 metros, lo que favorece su maniobrabilidad por calles estrechas y zonas urbanas con radios reducidos de giro.

Los autobuses han sido entregados a Hicid de la mano de Talleres Rapalo, concesionario oficial de Scania en Castellón.

Por Mayte

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *